El El Ministerio de Medio Ambiente ha abierto una investigación sobre la caída de uno de los vagones al río Sil del tren descarrilado el pasado 28 de julio en Carballeda de Valdeorras (Ourense), un evento que este martes la consejería de Infraestructuras ha pedido a Adif que se explique.

En concreto, este martes por la mañana, la Consellería de Infraestructuras y Movilidade, a través de la Dirección Xeral de Movilidade, ha transferido a la empresa pública su la preocupación por la situación creada. Además, según el departamento que dirige Ethel Vázquez, la Xunta ha solicitado información precisa sobre el protocolo de actuaciones que se está llevando a cabo para la retirada de los vagones, con el objetivo de retirarlos lo antes posible y minimizar los efectos sobre el medio ambiente.

Por su parte, fuentes del Ministerio Regional de Medio Ambiente han detallado que los agentes ambientales se movieron. del distrito para emitir el informe correspondiente y estudiar si ha habido una presunta violación en los hechos ocurridos.

Además, el departamento dirigido por Ángeles Vázquez en la oficina enviará cartas a los ministros de Transporte, José Luis Ábalos, y de Transición Ecológica, Teresa Ribera, el miércolespara exigir una explicación de lo que pasó.

Precisamente, este martes, Adif ha informado que ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido después de que se mostraran unas imágenes en las que uno de estos vagones cae en el río Sil mientras que otro está suspendido entre las vías y el río.