Alex Palou Acarició la victoria pero hizo historia en las 500 Millas de Indianápolis. El piloto español, que lideró la carrera durante más de 50 vueltas, cosechó el mejor resultado español en la carrera estadounidense que se llevó Helio castroneves. Palou sigue liderando la Copa del Mundo de Indycar.

Y es que Álex Palou casi no tenía derecho a soñar con la victoria aunque en los días previos la sensación de que podía hacer algo grande pululaba por el ambiente. A sus 24 años, y ya veterano de la Indy, el español arrancó desde la sexta posición con la confianza que le dio al abrir la temporada con una victoria en Alabama.

Después de las primeras rondas del óvalo Palou marchó en una posición digna esperando la vuelta número 40 en la que comenzaba el baile con las paradas en boxes. Allí comenzó el partido y comenzó con el balear en sexta posición que lo dejó en una buena situación durante las 160 vueltas restantes. Palou fue aprovechando las diferentes paradas del primer clasificado hasta llegar a liderar la carrera en la vuelta 79. La alegría apenas duró una vuelta pero fue un presagio de lo que iba a suceder.

El plan de Alex Palou Era para llegar a las vueltas decisivas entre los ocho primeros clasificados y en la 115 aprovechó un accidente y la parada de O’Ward para ponerse al frente de carrera. El piloto español siguió ocupando las primeras posiciones hasta las últimas vueltas, donde llegó en medio de una lucha por la victoria con Helio Castroneves y O’Ward. Palou estaba haciendo historia sin importar lo que sucediera en Indianápolis. Finalmente, Palou fue segundo tras ser superado en la penúltima vuelta, cosechando el mejor resultado para un español en la historia de las 500 millas.