El bisonte es uno de los animales más peculiares e interesantes del mundo. Hace miles de años había una población de 60 millones en América del Norte, mientras que hoy sobreviven apenas 1.000. Por tanto, es una especie amenazada. A continuación hemos seleccionado el más datos curiosos sobre el bisonte.

Caracteristicas

Es un animal terrestre muy grande. En la edad adulta los machos pueden alcanzar los 3,8 metros de longitud y los 900 kilos de peso. Mientras tanto, las hembras miden 3 metros de largo y pesan 600 kilos de media. Su color de piel es marrón y su cabello es más largo en la parte delantera que en la parte posterior.

Alimentación

El bisonte es un animal herbívoro, por lo que se alimenta principalmente de pastos. Sin embargo, cuando la comida escasea, puede comer raíces y tubérculos, e incluso madera. Consume una media del 1,6% de su masa corporal al día y necesita mucha agua para gozar de buena salud.

Reproducción

Las hembras alcanzan la madurez sexual entre los dos y los tres años, aunque no suelen reproducirse hasta los seis años. La época de apareamiento oscila entre los meses de junio y septiembre, y la gestación dura 285 días. Uno de los datos más curiosos del bisonte es que siempre nace lejos de la manada, en un lugar protegido. Es la hembra quien cuida a las crías durante el primer año de vida, que nacen con un peso de entre 15 y 25 kilos.

Bisonte y búfalo

Aunque en muchos casos se hace referencia a ambos como la misma especie, lo cierto es que son animales diferentes. Mientras eEl búfalo es originario de África y Asia., el bisonte solo se puede encontrar en América del Norte y Europa. Es cierto que los dos pertenecen a la familia de los bovinos, pero no están emparentados.

¿Cómo distinguir un bisonte de un búfalo? Basta con prestar atención a algunas características físicas. El bisonte tiene grandes jorobas en los hombros y su cabeza es más grande. Además, en los meses de otoño e invierno, tiene un cuerpo completamente peludo.

En cuanto a los cuernos, los del búfalo son grandes, largos y se enrollan hacia abajo y luego hacia arriba, mientras los del bisonte son más cortos y afilados.

Por último, cabe señalar que la esperanza de vida del bisonte es entre 15 y 20 años en la naturaleza, aunque algunos ejemplares han vivido hasta 40 años en cautiverio.