Los resurgimientos en Andalucía siguen aumentando, al mismo ritmo que los controles necesario para evitarlos. Más allá del hecho de que Andalucía siguió las directrices de Cataluña en cuanto al uso de máscaras, lo que realmente previene la propagación del virus son los rastreadores. El gobierno andaluz ha invertido correctamente en las personas encargadas de detectar los positivos y los brotes. De esta manera, se están controlando los 80 brotes activos y los 882 positivos. Para una comunidad de más de 8 millones de personas las cifras son excelentes.

Los 80 brotes activos en Andalucía están siendo controlados

La mala noticia de esta excelente gestión de la Junta de Andalucía de los brotes es una muerte a la lista de personas que han muerto con este virus. Lo peor del coronavirus es que cuando ataca a los ancianos con otras dolencias que no pueden luchar con las mismas armas que los más jóvenes. A pesar de esta muerte, las cifras destacan a esta región autónoma como una de las mejores en el manejo de brotes.

De estos 80 brotes, 62 están siendo investigados y 18 controladosLa región de Almería se destaca por el número de personas afectadas. En esta provincia hay 194 afectados en 14 focos, pero destaca una empresa hortofrutícola de El Ejido con 102. En este tipo de empresas, mantener una distancia segura es casi imposible, además del contacto, el hecho de ser un espacio cerrado facilita la propagación de este virus.

Málaga ha registrado el brote más afectado de este día, de los seis detectados en este día, tiene 11 positivos en la Costa del Sol. Una cifra que demuestra el control que se hace a los afectados, con la PCR necesaria para poder determinar la afectación de los positivos. Jaén y Huelva están al otro lado de esta escala, acumulando cinco brotes con 32 positivos en total.