Manuel, propietario de varios atracciones del recinto ferialComo muchos de sus compañeros del sector, se encuentra en una situación lamentable. La falta de ayuda del gobiernoLuego de más de nueve meses de inactividad, solo se profundiza la mala situación que ya era crítica antes de que comenzara la crisis de salud.

Los municipios han reiterado su negativa a celebrar fiestas y festivales -momento principal de actividad- y no se les permite montar sus atractivos en ciudades y pueblos. Ante este estancamiento, Manuel sigue pagando todos los gastos de las atracciones y seguros de una empresa familiar que la crisis COVID-19 podría dejarse llevar.