Bahrein secundó este viernes en Emiratos Árabes Unidos (EAU) a la iniciativa de establecer relaciones diplomáticas con Israel, como ya publicó otear, de cara a favorecer la pacificación de Oriente Medio mediante la normalización de vínculos entre el mundo árabe y el Estado israelí ya través de la búsqueda de una solución del conflicto entre israelíes y palestinos.

Abdullatif bin Rashid al-Zayani, ministro de Asuntos Exteriores de Bahrein, afirmó en un comunicado oficial que el acuerdo para normalizar las relaciones con Israel, anunciado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llevará a que los palestinos alcancen los sus «derechos legítimos» y ayudará a una paz duradera en Oriente Medio. «El acuerdo de paz entre el reino de Bahrein e Israel alcanza los objetivos de la iniciativa de paz árabe», que conlleva el establecimiento de un Estado palestino independiente con su capital en Jerusalén Este, expresó Abdullatif bin Rashid al- Zayani, que indicó, además, que el pacto «ayudará a fortalecer la seguridad y la estabilidad de la región, lo que garantiza que el pueblo palestino obtenga sus derechos legítimos y que se logre la paz permanente».

Mientras tanto, el Ministerio de Asuntos Exteriores de EAU alabó la decisión del reino de Bahréin y expresó su «esperanza de que este paso tendrá un impacto positivo en el clima de paz y de cooperación regional e internacional».

El encargado de Exteriores de Bahrein será el encargado de firmar el tratado en la Casa Blanca con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el próximo día 15, tal y como informó la Administración estadounidense. Precisamente, ese día ya se anunció como aquel en el que Donald Trump ejercerá de anfitrión de la rúbrica solemne del acuerdo de normalización de relaciones diplomáticas entre Emiratos e Israel sellado hace unas semanas. Benjamin Netanyahu, firmará, por un lado, el entendimiento con Emiratos, que estará representado por el jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan, príncipe heredero de Abu Dabi; y, por otro, con Bahrein, representado por el citado Al-Zayani

Este mismo viernes, el presidente estadounidense anunció con efusividad el entendimiento entre Bahrein e Israel en la red social de Twitter: «Otro éxito HISTÓRICO hoy! ‘Nuestros dos GRANDES amigos Israel y el reino de Bahréin han acordado un Acuerdo de Pablo- el segundo país árabe en hacer la paz con Israel en 30 días! ».

Por su parte, UEA, que el 13 de agosto se convirtió en el primer país de Golfo en establecer vínculos diplomáticos con Israel, destacó positivamente el paso dado por Bahrein en la misma dirección. Ambos se suman así a los dos únicos países de la esfera árabe que mantenían lazos con el Estado israelí: Egipto y Jordania.

En un comunicado oficial suscrito por Mohammed bin Zayed al Nahyan, Benjamin Netanyahu y Donald Trump, después de los contactos telefónicos realizados entre los tres dirigentes, se hizo pública en agosto la normalización de vínculos diplomáticos entre el país de el Golfo y el hebreo.

Estas últimas iniciativas suponen un auténtico hito porque abren una nueva vía para mejorar la situación política y diplomática en Oriente Medio y porque Emiratos y Bahrein se convierten en el tercer y cuarto país árabe, respectivamente, en entablar relaciones políticas con la nación israelí, tras Egipto, en 1979, y Jordania, en 1994. el país egipcio fue el primero del entorno árabe que selló la paz con Israel en 1979, bajo el auspicio de Estados Unidos, después de haberse enfrentado con el país vecino en varias guerras en décadas anteriores.

Precisamente, Abdel Fatah al-Sisi, actual presidente de Egipto, fue el primer mandatario que felicitó el rey de Bahrein, Hamad bin Isa al Jalifa, en una llamada telefónica por la iniciativa diplomática llevada a cabo. Según un comunicado oficial, Al-Sisi se mostró encantado por «este histórico paso, que abrirá perspectivas para lograr la paz y la estabilidad en Oriente Medio, así como un arreglo permanente para la causa palestina».

La declaración sellada en agosto por Emiratos, Israel y Estados Unidos esperaba que «este éxito histórico ayude al avance de la paz en Oriente Medio». El punto más llamativo del acuerdo es aquel que contempla el compromiso de Israel de cara a detener la incorporación de territorios palestinos de Cisjordania.

Desde la esfera árabe ha venido criticando la anexión por parte israelí de terrenos considerados como palestinos de cara al asentamiento de colonos judíos; y el entendimiento entre UEA y Israel significaba un gran avance en este sentido gracias a la interrupción de esta estrategia por parte de Israel. Aunque Benjamin Netanyahu se mostró posteriormente algo ambiguo en este sentido respecto a la detención de la anexión de territorios de Cisjordania.

Cabe destacar que en el último plan propuesto por la Administración Trump para lograr la paz entre israelíes y palestinos (el llamado Acuerdo del Siglo) se reconocía la legitimidad de Israel respecto a la intención de hacerse con zonas de Cisjordania, lo que fue denunciado unánimemente por la comunidad árabe; aunque se preveía en la propuesta la idea de establecer un Estado palestino, aunque muy limitado en su operatividad y reducido a una capitalidad en la parte oriental de las afueras de Jerusalén. Los palestinos rechazaron esta oferta, a pesar de la gran inyección de dinero prometida por Estados Unidos para ayudar a poner en marcha el nuevo ente estatal palestino.

Ataques desde Palestina, Turquía e Irán

El Ejecutivo de Turquía condenó este sábado el acuerdo entre Bahrein e Israel para entablar relaciones diplomáticas, al considerar que este paso supone un «golpe» para la causa palestina. «Estamos preocupados y condenamos enérgicamente el compromiso de Bahrein de establecer relaciones diplomáticas con Israel», resaltó el Ministerio de Asuntos Exteriores otomano en un comunicado publicado en su web oficial. La nota acusa Bahréin acompañar Emiratos Árabes Unidos en la normalización de las relaciones con Israel en contradicción con sus compromisos en la Iniciativa de Paz Árabe y la Organización de Cooperación Islámica.

El Ministerio de Exteriores de Irán también calificó este sábado de «vergonzoso» el acuerdo entre Israel y Bahrein y advirtió a este último país que ahora es «cómplice de los crímenes» contra los palestinos y el mundo musulmán. Irán calificó de «vergonzosa» la decisión tomada por el reino de Bahréin y ha subrayado que esta permanecerá «en la memoria histórica del pueblo palestino».

La República Islámica de Irán muestra su preocupación por el hecho de que tiene unas relaciones complicadas con sus vecinos árabes, que acusan al régimen de los ayatolás de amenazar la seguridad en Oriente Medio y en el mundo con su actitud bel · Ligero en aguas del Golfo y contra el gran rival que representa Arabia Saudí (gran representante de la rama suní del islam, contrapuesta a la chií patrocinada por la nación iraní); todo esto, sobre todo, a raíz de las sanciones políticas y económicas que impuso Estados Unidos al Estado persa por los incumplimientos del pacto nuclear rubricado en 2015 por el que se limitaba el programa atómico iraní, principalmente en materia armamentística.

En esta línea, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) también denunció el acuerdo de paz entre Israel y Bahrein, que calificó como una «traición a la causa palestina» y «una medida extremadamente peligrosa».