Canarias contará con un campamento provisional para acoger a 7.000 inmigrantes. Así lo anunció este viernes el Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migración, José Luis Escrivá, mientras que el presidente regional, Ángel Víctor Torres, se ha negado a permitir que las islas soporten solo el 100% de la migración.

El anuncio se realizó durante la presentación de las grandes líneas del Plan Canarias, acto al que asistió la Secretaría de Estado de Migraciones, Hana Jalloul, donde se señaló que autonomías como la Comunidad Valenciana, Navarra, Extremadura, País Vasco y Castilla y León, así como el Ayuntamiento de Barcelona, ​​han ofrecido plazas al Ministerio para su sistema de acogida.

Sobre las repatriaciones de migrantes que llegan a Canarias, Escrivá explicó que la mayoría de ellos son «retornables», ya que en principio no son candidatos a ingresar al sistema de acogida del Ministerio, que se enfoca en personas vulnerables y quienes han solicitado protección internacional.

“Esto no sucede en la mayoría de los casos. Quizás el 10% de los que están llegando pero teniendo en cuenta la compleja situación que se vive, desde el Ministerio estamos ayudando en la medida de lo posible a interpretar nuestro mandato de la forma más flexible posible ”, dijo.

Por su parte, estas 7.000 plazas propias, que en una primera fase del plan tendrán carácter de emergencia, buscan tener una mayor capacidad para afrontar la llegada de barcos a Canarias -hace un año solo eran 100- y se transformarán en plazas estables con la próxima adecuación de las instalaciones.

Actualmente, en Canarias hay 5.500 migrantes repartidos en un total de 17 hoteles, un recurso provisional que el Ministerio prevé dejar de utilizar con futuros lugares de acogida.

Mientras, El presidente de Canarias se ha mostrado inflexible al rechazar que el archipiélago asuma todo el fenómeno de la inmigración por sí solo, Por ello, agradeció a las comunidades autónomas que han ofrecido sus facilidades para compartir el peso de la llegada de más de 19.000 migrantes en lo que va de año, de los que, dijo, actualmente hay 9.000 en el archipiélago.

“Canarias está en condiciones de acoger solidariamente un porcentaje de los inmigrantes que llegan a nuestra tierra, de la misma forma que lo están demostrando otras Comunidades Autónomas que ofrecen acoger inmigrantes en sus territorios; un ejemplo de solidaridad que agradezco a los presidentes regionales que nos han contactado. Este es el camino ”, dijo Torres.

«No podemos solos»

También enfatizó que el archipiélago «se niega rotundamente a ser el que reciba el 100% de la inmigración que llega». «No podemos solos», comentó. No lo aceptamos y nos revelamos a esta acción ».

En este sentido, el mandatario entendió que la presentación de este plan abre la posibilidad de que las personas que se encuentren en Canarias puedan estar en territorio peninsular, al mismo tiempo que exigió que el campamento Muelle de Arguineguín, en el que actualmente se encuentran unos 1.300 migrantes, cerrar lo antes posible.

En concreto, el plan del Ministerio de Inclusión prevé siete emplazamientos en Gran Canaria (1.950 plazas), Tenerife (3.250) y Fuerteventura (700) – islas que concentran el 95% de las llegadas – que se incorporarán al sistema de recepción y que serán se sumarán a las 1.100 plazas propias que ya están en uso en las CCAA.

En primer lugar, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria entregó al ministerio hace unas semanas la antigua Escuela de León, actualmente en fase de rehabilitación.

A este recurso se suman los cinco que la semana pasada aportó el Ministerio de Defensa dentro del Plan Canarias: Las Canteras y Las Raíces (Tenerife), Canarias 50 y Barranco Seco (Gran Canaria) y El Matorral (Fuerteventura) y un almacén ubicado en el Puerto de Las Palmas que ha sido cedido por Bankia.

Por otro lado, el Ministerio ha encargado a Tragsa la instalación de carpas en las próximas semanas. En concreto, habrá 700 plazas en El Matorral; 650 en Canarias 50; 300 en el Colegio León; 500 en Barranco Seco; 500 en la nave cedida por Bankia en el Puerto de Las Palmas; 1.800 en Las Canteras (Tenerife) y 1.450 en Las Raíces.

Además, la Secretaría de Estado de Migraciones abrirá su propio centro de emergencias en Canarias, que se dedicará exclusivamente a la coordinación migratoria en las islas con el fin de hacer un seguimiento continuo de la situación in situ.

Finalmente, para afrontar este plan, el ministerio contará con financiación de la Unión Europea, a través de una adenda a un proyecto EMAS que permitirá obtener 43 millones de euros para las obras de emergencia que se están realizando en Canarias. Además, a través de los fondos de recuperación de la UE otros 41 millones de euros en 2021.