El Ministerio de Sanidad ha decidido frenar la reapertura de discotecas, salas de conciertos y otros locales de ocio nocturno dada la situación epidemiológica derivada del coronavirus en Cataluña.

“El índice de rebrote ha subido y los indicadores de los próximos días apuntan a que podrían seguir subiendo”, informaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Sanidad.

Esta misma noche, el Ministro de Salud, Alba Vergés, y la Secretaría de Salud Pública, Josep Maria ArgimónSe han reunido para tomar la decisión, que posteriormente ha sido comunicada a los miembros del Gobierno, quienes han sido favorables.

El gremio de discotecas de Barcelona y la provincia había rechazado la propuesta de la Generalitat de Cataluña de reapertura de locales de ocio nocturno y seguía acampando en la Plaça Sant Jaume de Barcelona.

Así reaccionaron este martes en un comunicado a la decisión de la Generalitat, anunciada por el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, que contempla la apertura de locales de ocio nocturno a partir de este miércoles pero «sin bailar» con actividad limitada hasta las tres de la mañana y la entrada de nuevos clientes hasta las dos.

“Es otra maniobra de la Generalitat para callarnos, después de que el propio consejero de Economía admitiera que no había dinero para el plan de rescate. Con estas condiciones es imposible que las discotecas y los grandes locales puedan hacer frente a los elevados costes que tienen que afrontar. soportar «, criticaron.

Por ello, exigen que se les permita abrir en su horario y según su licencia, con todas las medidas higiénico-sanitarias que el propio sector desarrolló junto con el Ministerio de Salud y el Instituto de Calidad Turística (Icte).

«Insistimos, esto no es una tarjeta de intercambio. Si no hay dinero y no nos permiten realizar nuestra actividad como discotecas y clubes nocturnos, que implican un horario más largo, nos están llevando a la ruina ”, agregó.

También han anunciado el mantenimiento del camping que comenzó el lunes, durante toda la noche, para denunciar que los locales de entretenimiento, salas de conciertos, discotecas y bares especiales no pueden funcionar con restricciones en el entorno musical.

En cuanto al horario, aseguran poder prolongar hasta, al menos, las cuatro de la mañana, para que permita el contacto con el transporte público y la apertura del metro y, a su vez, neutralice la «competencia desleal» que representan las salas de bingo en el momento .