los Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha publicado este jueves su informe ‘Producción normativa en 2020’, donde señala que la producción de estándares estatales se disparó más de una 22% durante el año pasado. Esta situación, como señalan los empresarios, «provoca una pérdida en la calidad técnica de la norma y agrega una carga innecesaria a las empresas de nuestro país».

En concreto, el estudio destaca que en 2020, el Gobierno de Pedro Sánchez aprobó 793 nuevos estándares de diferentes rangos a nivel estatal a lo largo de 2020, lo que representa un aumento en la 22,4% respecto al año anterior, mientras que las normas con fuerza de ley no superaron los 53. Además, la pandemia ha hecho de 2020 el año en el que se aprobaron más reales decretos leyes en España (39), por lo que 72% de las normas con fuerza de ley se han desarrollado a través de un real decreto ley.

Hay que tener cuidado de no sumar cargas innecesarias a las empresas, que para cumplir con la legislación que les es de aplicación deben destinar enormes recursos que lastran su competitividad y evitan la generación de mayor riqueza y empleo. En ocasiones a lo largo de 2020, ha habido pérdida de la calidad técnica de la norma. Así lo demuestra el hecho de que en sucesivos reales decretos leyes se han producido numerosas modificaciones a los previamente aprobados, ya sea corrigiendo errores, introduciendo aclaraciones o modificando el sentido de los artículos anteriores. Esto, probablemente provocado por la urgencia y la improvisación, produce una gran inseguridad jurídica y daña gravemente la calidad regulatoria del país ”, destacan desde CEOE.

El estudio del Departamento de Digitalización, Innovación, Comercio e Infraestructuras (DICI) de la CEOE advierte de la excepcionalidad de los datos por efecto de la pandemia del COVID-19 en la actividad reguladora de las administraciones. Hay que tener en cuenta que la pandemia obligó a muchas comunidades autónomas a tomar una serie de decisiones en materia regulatoria, que no eran necesarias antes de la crisis sanitaria del coronavirus.

Casi 1 millón de páginas

Asimismo, 2020 ha sido el quinto año consecutivo en el que el número de reales decretos leyes ha superado al de leyes ordinarias publicados en el BOE. Por su parte, las normas con rango de ley aprobadas por las comunidades autónomas ascendieron a 332 en 2020 (un 7% más que en 2019) .Otro de los datos que destaca el informe es que en 2020 se publicaron en el BOE 191.776 páginas. , cifra que, sumada a las de los boletines oficiales regionales (753.322), da como resultado casi un millon de páginas publicadas (945.098).

«Los inestabilidad política, evidenciado en una repetición electoral sin precedentes en España, ha hecho que el uso del real decreto ley haya prevalecido en los últimos cinco años. Sin embargo, en esta ocasión, también es importante señalar las circunstancias excepcionales que
Se han vivido debido a la pandemia. Estos han dificultado la tramitación legislativa y podrían haber provocado un mayor aprovechamiento de este recurso ”, añade la CEOE.

Ante esta situación, la CEOE reclama un marco institucional que promueva un estado de derecho sólido, donde la regulación sea estable, confiable y cumpla con los criterios de buenas prácticas regulatorias, fundamental para promover el crecimiento económico y el desarrollo empresarial. «En este sentido, es necesario asegurar no agregue cargos innecesario para las empresas, que para cumplir con la legislación que les es aplicable deben destinar enormes recursos que lastran su competitividad y evitan la generación de mayor riqueza y empleo ”, enfatizan.

En el plano de Unión Europea (UE), el número de actos jurídicos adoptados en 2020 ascendió a 2.030, distribuidos en 931 reglamentos, 20 directivas y 1.079 decisiones, lo que se traduce en un ligero aumento de la 1,8% con respecto a 2020. Respecto a la legislación total vigente en la UE, acumula un total de 51.924 normas.