Dejando a un lado las supersticiones, tener un espejo roto es un inconveniente ya que probablemente no pueda cumplir bien su función que te puedas ver en él sin distorsiones por la rotura. Si quieres saber como arreglar un espejo roto, sigue leyendo y toma nota de los pasos para que puedas hacerlo con éxito.

Muchas personas deciden tirar el espejo cuando se rompe o explota, pero lo cierto es que en muchos casos se puede reparar para no tener que tirarlo y así seguir aprovechándolo para no tener que comprar. uno nuevo. Es importante señalar que, si la rotura es total, no hay reparación posible, pero puedes aprovechar las piezas para decorar otros elementos.

Pasos para arreglar un espejo roto

  1. Si la rotura en el espejo es parcial, entonces puede repararse, ya que no pondrá en peligro la integridad total del espejo.
  2. En una tienda especializada debes comprar un adhesivo especial para vidrio.
  3. Lo primero que tienes que hacer es limpia el espejo para eliminar el polvo o cualquier residuo que pueda tener.
  4. Recupera las partes que han saltado para poder volver a pegarlos, al menos tantos como puedas. Es importante que te pongas guantes para hacer este paso, así evitarás cortes al manipular las piezas dañadas.
  5. Si en el espejo hay partes sueltas que no se han caído, retírelas con unas pinzas y con mucho cuidado.
  6. Aplicar el adhesivo a la parte posterior del vidrio roto. y, con mucho cuidado y con ayuda de unas pinzas, colócalo en su lugar en el espejo.
  7. Repite el paso anterior con todas las piezas que tengas sueltas y, si el trabajo está bien hecho, verás que el espejo está perfecto y las grietas apenas se notan.

Creas o no en los 7 años de mala suerte que dicen que tendrás si se rompe un espejo, si esto pasa, repáralo lo antes posible.