La tortuga es uno de los animales más peculiares y adorables del mundo, y el cáscara Es uno de los elementos que más llama la atención. Sirve para protegerse del ataque de depredadores, entre muchas otras funciones. Pero, ¿de qué está hecho? De placas de huesos cubiertos de escamas. La parte interna del caparazón está unida tanto a las costillas como a la columna vertebral, de tal manera que es una especie de extensión de la caja torácica.

Datos curiosos sobre el caparazón de tortuga

existe muchas especies diferentes de tortugas, y cada uno tiene un cierto tipo de caparazón. Es cierto que todos comparten una serie de rasgos comunes, pero también tienen varias características muy específicas. Algunas conchas son lisas, mientras que otras son rugosas y granulosas.

Lo más importante a tener en cuenta es que el caparazón está formado por el endoesqueleto, que a su vez está formado por huesos y una capa de piel que los protege. La razón por la que es tan rígida es por la queratina que crece en la epidermis, sustancia que favorece el crecimiento de escamas y placas óseas. Además de las placas anteriores, también tiene nueve placas neurales y costales que están unidas a las costillas.

La parte inferior del caparazón se llama plastrón. Es un osificación dérmica donde se encuentran varios huesos importantes, como las clavículas y las interclavículas. En cuanto a los músculos, las tortugas tienen el serrato anterior, ubicado entre el caparazón y una estructura en forma de romboide.

A medida que las tortugas crecen y se desarrollan, generan una serie de conexiones entre el sistema esquelético y muscular. Las conexiones cumplen funciones muy importantes para que estos animales tengan estabilidad en todo el cuerpo. Gracias a ellos pueden defenderse de los depredadores y también moverse.

La verdad es que el caparazón de tortuga Es un elemento fabuloso que no pasa desapercibido. Su estructura es muy compleja y está formada por una serie de capas: ósea, vascular, escudos, fibra ósea y fibra de escudo.

Finalmente, queremos enfatizar que las tortugas son animales que han existido durante más de 100 millones de años. Además, el caparazón determina su origen: si es claro la tortuga proviene de un lugar con clima cálido, mientras que si es oscuro proviene de un lugar más frío.