Douglas ha comunicado a sus acreedores que de momento la venta en sus tiendas físicas ha caído un 58% en febrero respecto al año anterior. La pandemia de coronavirus ha acelerado la tendencia que ya existía antes y donde las ventas online reemplazan cada vez más a las ventas presenciales. Douglas también está viendo crecer sus ventas en línea un 82% hasta febrero, pero el aumento no compensa la caída en las ventas cara a cara.

Con la combinación de ambos parámetros, offline y online, las ventas totales en enero y febrero están cayendo un 31%, lo que ha hecho que los acreedores de la firma de cosmética hayan sido más duros a la hora de concederles la prórroga de los créditos. Consideran que su devolución no está totalmente asegurada e incluso que la empresa se ha salvado in extremis de una quiebra «al estilo de Matalan », una empresa británica de moda online que quebró a mediados del año pasado.

Según datos recopilados por analistas de CreditSights, En un informe al que ha tenido acceso OKDIARIO, Douglas ofreció una actualización de cómo va su negocio antes de cerrar el acuerdo de refinanciamiento con los acreedores, que se resolvió con un aporte de su fondo de accionistas. CVC de 200 millones de euros y una ampliación de los plazos para que la compañía tenga tiempo de reestructurar su negocio, cerrar tiendas, despedir personal (en España habrá 492 empleados) y preparar una eventual OPV que permita al fondo británico recuperar parte de su inversión.

La caída hasta febrero es muy superior a la del trimestre anterior (finalizado en noviembre de 2020), que había sido solo del 9,3%. El motivo son las restricciones de este inicio de año en Alemania, Francia e Italia, tres de sus principales mercados. De hecho, el 26 de febrero solo estaban abiertas el 64% de las tiendas Douglas en sus seis principales países -los mencionados, más España, Polonia y Holanda-, con la penalización que ello supone para sus ventas.

Los bancos prestamistas y los tenedores de bonos finalmente han evitado las cancelaciones, pero no hay garantía de que no tengan que «sufrir dolor» en el futuro y perder algunos de sus préstamos o deudas.

Los acreedores llegaron a un acuerdo poco antes de Semana Santa para reestructurar una deuda global de 2.400 millones de euros con la farmacéutica y perfumería alemana, de los cuales 1.635 millones son préstamos y otros 635 millones son un tramo de deuda senior garantizada y no garantizada. Los bancos prestamistas y los tenedores de bonos finalmente han evitado las cancelaciones, pero no se garantiza que no tengan que «sufrir dolor» en el futuro y perder algunos de sus préstamos o deudas.

Mientras ha negociado con sus acreedores, Douglas les ha presentado un plan de ajuste a nivel europeo para cerrar buena parte de sus tiendas, incluida parte de las 600 tiendas en España. Pero los analistas creen que están siendo muy optimistas sobre el buen impacto que tendrá este ajuste de caballos.

Más internet, menos margen

La negocio dirigido por Tina Müller y cuyo mando en España se ha delegado en Fabio Pampani No ha revelado a sus acreedores cifras sobre la evolución de su margen. Sin embargo, los datos muestran que «las mayores ventas online han llevado a menores márgenes de ebitda». La transformación y el camino hacia el modelo más online no será fácil para Douglas, como tampoco lo es para nadie. detallista que hasta ahora se ha centrado en el negocio ‘ladrillo y mortero’ (de tiendas físicas).

«Imposible volver a antes»

Douglas ha dado su versión de esta situación en una respuesta de correo electrónico que reproducimos íntegramente: «La caída de las ventas a nivel global en las tiendas físicas se debe a la situación y medidas que está sufriendo Europa debido al Covid-19, con multitud de cierres temporales de tiendas, que hacen imposible volver a niveles de ventas en puntos físicos similares a los anteriores a la pandemia hasta ahora. Sin embargo, la compañía ha experimentado un récord de ventas online en 2020 alcanzando la cifra de mil millones de ventas de comercio electrónico, lo que representa un crecimiento del 59%.

En el caso de España, el ecommerce acumulado a febrero de este año responde a un importante crecimiento del 187%, un crecimiento sostenible por encima del mercado. Si bien es cierto que en las tiendas físicas el dato sigue reflejando una caída en las ventas por la crisis del coronavirus, estas cifras están siendo parcialmente compensadas por el citado crecimiento del comercio electrónico, que está permitiendo la recuperación del ritmo de ventas mensuales al cabo de un mes. ya cerca de una cierta normalidad.

Fue debido a la nueva tendencia en los hábitos de consumo que se viene produciendo en Europa en los últimos años y que ahora se han visto exacerbados por el Covid-19 que Douglas inició, hace años, su proceso de transformación digital que sigue impulsando hoy. Destacan hitos como el lanzamiento de la nueva aplicación Douglas, su nuevo Click & Collect o Douglas Live, un nuevo formato de comercio social, con los que la compañía espera continuar con esta tendencia alcista en las ventas en el canal online ».