La situación en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) es insostenible. A la falta de personal en la organización se suma el hackeo que sufrieron sus servidores hace casi un mes y que, según fuentes del sector bancario, retrasará el cobro de beneficios de alrededor. 100.000 usuarios. Esta realidad no tiene nada que ver con las palabras del Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, lo que aseguró que «ningún ciudadano tendrá demoras en el pago de sus beneficios».

El problema es que el ciberataque sufrido por el SEPE ha retrasado el envío de los archivos con los datos de los afectados, por ejemplo, por un Expediente de Reglamento de Empleo Temporal (ERTE). Al no recibir los datos en tiempo suficiente, los bancos no han podido adelantar estos pagos. Hay que tener en cuenta que los bancos suelen adelantar estos beneficios que los ciudadanos suelen recibir entre el día 5 y 6 de cada mes.

Según los datos que ha podido conocer OKDIARIO a través del Central Sindical Independiente y Funcionarios (CSIF), el número total de afectados podría estar cerca de 100.000. A esta cifra hay que sumar a su vez los miles de afectados que no han percibido su prestación por desempleo en los últimos meses, o han recibido cantidades erróneas que se han visto obligadas a reembolsar.

“Se ha desplegado de forma muy eficaz un plan de recuperación de todos los servicios basado en tres líneas de actuación: contener la amenaza para evitar su propagación, investigar las causas y restaurar los servicios. El sistema está funcionando completamente. No habrá problema «, defendió el Tercer Vicepresidente del Gobierno, cual Pablo Iglesias define como «el mejor ministro de Trabajo de la historia».

Caos en el SEPE

La realidad es que a pesar de la defensa que Díaz y el Ejecutivo han estado haciendo durante toda la pandemia de coronavirus sobre su manejo, tanto los trabajadores de la SEPE como los afectados por un ERTE Llevan meses exigiendo soluciones para acabar con el caos que existe en el servicio de empleo. A esto se suman las más de tres semanas que el sistema informático de sus oficinas fue hackeado, impidiendo que se llevaran a cabo muchos de sus trámites habituales.

Uno de los ejemplos de esta situación es el de los pagos indebidos realizados por la SEPE, de los que actualmente solo se ha recuperado alrededor del 10%. A pesar de que no existe una fuente oficial que permita registrar con precisión estos datos, fuentes cercanas a la agencia confirman que “a pesar de que se está intentando agilizar estas recolecciones, la realidad es que el proceso avanza muy lentamente. ‘

Desde el Ministerio de Trabajo insisten en defender que la incorporación de 1.500 trabajadores temporales Ha resuelto todas las deficiencias que existían en las oficinas de la SEPE. Sin embargo, fuentes de la agencia destacan OKDIARY que «la situación es extrema, necesitamos que se contrate más personal de manera permanente ya que la situación es realmente crítica». Y es que los 1.500 trabajadores temporales contratados para apoyar a la SEPE se renuevan periódicamente, por lo que no serán de ayuda a largo plazo.