El Gobierno movilizará 4.300 millones de euros para el desarrollo de la Proyecto Estratégico de Recuperación y Transformación Económica (PERTE) de la industria automotriz. Se trata de una iniciativa que tiene como objetivo la transición hacia el vehículo eléctrico y conectado, y que contempla un conjunto de actuaciones que garantizarán la existencia de infraestructuras, instalaciones y mecanismos para su fabricación.

Así lo ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro sanchez, este lunes en un gran acto en el Palacio de la Moncloa durante la presentación del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) de la automoción, acompañado de la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, así como representantes de asociaciones empresariales vinculadas al mundo de la tecnología, las comunicaciones, la electrónica y la fabricación de automóviles y camiones.