Hong Kong podría deseche millones de dosis de vacunas contra Covid-19 porque su fecha de vencimiento y muy pocas personas se han registrado para recibirlos, ante la desconfianza de la población, advirtió este martes una autoridad local.

La ex colonia británica es uno de los pocos lugares del mundo que pudo conseguir dosis más que suficientes para inocular su población de 7,5 millones de habitantes, pero el desconfianza en el gobierno, combinado con desinformación en las redes sociales y los pocos casos de contagio, han provocado un bajo nivel de vacunación.

Este martes, un miembro de la comisión gubernamental de vacunas advirtió que Los habitantes de Hong Kong «solo tienen una ventana de tres meses» antes de la expiración del primer lote de vacunas Pfizer-BioNTech. «Estas vacunas tienen una fecha de vencimiento», dijo Thomas Tsang, ex contralor del Centro para la Protección de la Salud, en la radio RTHK.

«No se pueden utilizar después de la fecha de vencimiento y los Centros de Vacunación Comunitarios de BioNTech dejará de operar en septiembre, como estaba previsto «, añadió.

Hasta ahora solo el 19% de la población de la ciudad ha recibido una dosis de alguna vacuna, mientras que el 14% ha recibido ambas dosis. Incluso entre los trabajadores de la salud existen dudas sobre recibir vacunas. La Autoridad Hospitalaria de la ciudad reveló este mes que solo un tercio de su personal ha sido vacunado.

Hong Kong recibió 3,26 millones de dosis de vacunas de Pfizer-BioNTech, pero solo se han inyectado 1,23 millones. Los demás permanecen sin usar y deben almacenarse a temperaturas ultrabajas y tienen un período de caducidad de seis meses.

La advertencia de las autoridades de Hong Kong se produce cuando otras regiones del mundo, en particular los países de bajos ingresos, están compitiendo en busca de vacunas para combatir los fuertes brotes de Covid-19.

Seis líderes de América Latina y el Caribe pidieron este lunes a la comunidad internacional un acceso equitativo a las vacunas y que los países ricos compartan sus excedentes.

La solicitud fue firmada por Alberto Fernández, presidente de Argentina; Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica; Andrés Manuel López Obrador, presidente de México; Andrew Michael Holness, Primer Ministro de Jamaica; Luis Alberto Arce Catacora, presidente de Bolivia; Guillermo Lasso Mendoza, presidente de Ecuador, y Luis Alberto Lacalle Pou, presidente de Uruguay.