El Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia reitera que «no se cumplieron los controles necesarios» en las ayudas al idioma Valenciano concedidas a dos empresas vinculadas al hermano de Ximo Puig y rechaza así el recurso presentado por el Director General de Política Lingüística de la Generalitat, Rubén Trenzano.

En el orden en el que el juez desestimó el recurso de Trenzano, al que Europa Press tuvo acceso, insistió en que había indicios de falta de veracidad en un documento de fecha 2018 en el que se aseguraba que las ayudas para la promoción del idioma Valenciano concedidas en 2015 y 2016 a dos empresas vinculadas a Francis Puig habían sido auditadas.

El Ministerio Público afirma en este procedimiento la absolución para Trenzano mientras que el PPCV, que es el fiscal, pide seis años de prisión.

El juez, al llegar a esta conclusión, primero recuerda que el único crimen alegado que se está investigando es la falsificación de documentos oficiales y aclara que el escrito no contiene una declaración de voluntad política u opinión.

Luego afirma que el objeto de la investigación no ha sido el concesión de subvencionesLas medidas de control para 2015 y 2016 serán llevadas a cabo por la Comisión. Y a este respecto, indica que, según el reglamento, debería haberse emitido un plan de control. Esto no se hizo.

«Más allá de los controles administrativos, no fue posible implementar un control completo de los archivos de concesión porque no había Plan de control que debería haber sido creadodefinido y aplicado en los ejercicios estudiados», apostilla. Plan de control que, además, «debe ser siempre previo a la ejecución del control», advierte.

Así, el juez reitera que hay indicios racionales para concluir que en el punto en que se afirma que la Dirección General ha llevado a cabo la controles apropiadosEn el caso del «yo», todos los controles requeridos por las órdenes y la ley, «no se corresponden con la realidad».

E insiste en que el mero control administrativo y la necesidad de aplicar medidas de control de acuerdo con el Plan de Control son dos cosas «diferentes», lo que se hace más tarde, en 2018. Estas son dos conceptos «necesarios para realizar adecuadamente las acciones de control, dice.

«Sin un plan de control que defina el acciones correspondientes De hecho, no se puede hablar de cumplimiento de los controles necesarios», sostiene el juez de instrucción.

El juez afirma que es «cierto» que las autoridades políticas no siempre tienen la experiencia técnica… en ciertas materias, pero esto es lo que «justifica» la existencia de los funcionarios correspondientes, profesionales conocedores de la materia en cuestión.

En este caso, que trata de cuestiones administrativas relacionadas con las subvenciones, los procedimientos de selección con criterios de igualdad, la profesionalidad, etc., «ha quedado suficientemente claro que el técnico informó debidamente anotado por el firmante del documento de todos sus detalles, firmados sólo por el Director General, cuando tuvo pleno y completo conocimiento de lo que se iba a decir y se dijo allí».

De esta manera, Trenzano «no firmó simplemente sin más conocimiento, como el recurso parece indicar«sin «comprender el contenido y el alcance» del escrito.