lo mismo PSOE andaluz (PSOE-A) que se quedó callado con los ataques a Vox en Vallecas, con el ataque de tres encapuchados a la tienda de la madre de Santiago Abascal o con las piedras que sufrió el partido en Navalcarnero (Madrid) ahora exige al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que condene las «amenazas» a Marlaska e Iglesias. «Calla y se entrega a la extrema derecha para mantener su cátedra en San Telmo», han señalado los socialistas.

La Portavoz de educación del grupo parlamentario socialista, Beatriz Rubiño, ha reprochado este sábado el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP) «Que no ha dicho una sola palabra de condena sobre el amenazas a Marlaska, Iglesias y Gámez, o lo que pasó ayer en el debate en un medio de comunicación «porque «Es callado y devoto de la extrema derecha para mantener su cátedra en San Telmo».

«¿Te imaginas que un presidente de la Junta no hubiera condenado una amenaza de ETA?», el parlamentario socialista ha preguntado por Málaga en unas declaraciones y según el PSOE en una nota de prensa.

Rubiño ha asegurado que «Andalucía no merece un gobierno entregado al la extrema derecha más radical, xenófoba y sexista de Europa, ni se merece un presidente como Moreno Bonilla que no condene las amenazas por no molestar a su socio Vox ».

También ha destacado que desde el PSOE de Andalucía creen que «No todo vale en la política ni en la vida», y defienden que los demócratas tienen que «enfrentar a través de un cordón sanitario a quienes están usando las instituciones para hacer estallar, dinamitar desde dentro el sistema democrático que tanto ha sido tan difícil de lograr».

Rubiño le ha pedido a Moreno «Si va a seguir blanqueando a la extrema derecha, si va a seguir mirando para otro lado» porque «el que calla concede, cubriendo las inhumanidades de Vox porque lo necesita o porque lo comparte». “No se puede ser moderado, como afirma Moreno Bonilla, e ir de la mano de los racistas, xenófobos y sexistas declarados Vox. La equidistancia no es posible cuando el ministro del Interior, el líder de un partido democrático y el director general de la Guardia Civil están amenazados, porque nuestra democracia y el Estado de derecho en el que vivimos y convivimos está amenazado ”, añadió.

El portavoz de Educación del grupo parlamentario socialista afirma que “los que ayer estallaron un debate electoral en un medio de comunicación insultando a la democracia, los que miran para otro lado cuando amenazan a balazos al adversario político, los que culpan 200 niños indefensos ante cualquier mal que pueda ocurrir en este paísSon la extrema derecha de Vox, los que apoyan al gobierno de Moreno en Andalucía, los mismos que mantienen en su silla al presidente de la Junta ».

Rubiño recuerda que los socialistas andaluces han estado apoyando «Las actitudes de los diputados de Vox, denunciando la actitud antidemocrática de este partido en la casa de todos los andaluces, en el Parlamento de Andalucía». “Son los mismos que niegan la violencia de género, los que niegan nuestra autonomía, llaman invento a Blas Infante, consideran criminales a los menores sin hogar, persiguen a los maestros que enseñan por igual y rechazan las asociaciones de mujeres. Pero tan indigno es el que insulta, el que amenaza, como el que consiente porque mira para otro lado para su propia conveniencia ”, agrega.

El diputado socialista denuncia que «la extrema derecha es un peligro y una amenaza para la democracia en nuestro país, que es la gran herencia política que todos nos hemos dado.

En este sentido, Rubiño deja claro que los socialistas andaluces están «con los amenazados con Marlaska, con Iglesias, con María Gámez, con víctimas de violencia de género, con inmigrantes, con menores, con docentes, con feministas ”. «Hoy son ellos y mañana podemos ser cualquiera de nosotros. Nadie se deshace del odio por el odio.

«Como dijo ayer nuestra secretaria general y presidenta del grupo parlamentario socialista, Susana Díaz, si hablan como extrema derecha, si actúan como extrema derecha, si parecen extrema derecha, tenemos claro que son extrema derecha. La peor extrema derecha de Europa. Los conocemos bien, llevamos dos años con ellos en el Parlamento de Andalucía, se llaman Vox y son tolerados por el Gobierno y el presidente Moreno ”, finalizó.