El diputado del PP y secretario general del PP de Gijón, Pablo González, se refirió este miércoles a la decisión del Ayuntamiento de Gijón de retirar una calle que lleva el nombre de Juan Carlos I y dijo que «ha sorprendido a todos los gijoneses y a toda la sociedad, pero más que el hecho en sí por los argumentos y las formas». González ha acusado a la alcaldesa de Gijón, la socialista Ana González, de ser una «alcaldesa sectaria».

«Muchos de estos argumentos -los que se utilizaron para quitar el nombre de la calle- serían aplicables a muchos miembros del propio partido del alcalde y a muchos personajes históricos con asesinatos a sus espaldas pero con calles en Gijón», dijo González.

Para González, Ana González es «una alcaldesa profundamente sectaria», que no defiende los intereses del pueblo de Gijón.

«Se puede ser sectario y tener buenos modales, pero en su caso tampoco, el alcalde hace lo que quiere porque puede hacerlo, y esa forma de hacer las cosas porque quiere ha caducado hace muchos años», dijo González.