A tres inmigrantes con síntomas de Covid-19 han escapado de la Asistencia Temporal para Extranjeros (CATE) en San Roque (Cádiz). Son tres magrebíes que llegaron a través de pequeñas embarcaciones en la avalancha de inmigrantes que este fin de semana, al igual que los últimos días, ha golpeado la costa andaluza.

El Policía Nacional ha creado un motor de búsqueda para localizar a los tres inmigrantes ilegales, que estaban en un centro, como ha podido confirmar OKDIARYen el que hay al menos doce positivos para el coronavirus Covid-19y varios en aislamiento por tener síntomas o haber estado en contacto con los primeros.

Las fuentes de la Unión Unificada de Policía (SUP) Señalan a OKDIARIO que las instalaciones de San Roque no cumplen los requisitos necesarios para poder atender a todas estas personas, e insisten una vez más en que no existe un protocolo de actuación que pueda garantizar tanto la asistencia a los inmigrantes como la seguridad de los agentes que los atienden.

«El viernes pasado llegó un trinquete con unos 50 inmigrantes, incluyendo 17 menores. Los mayores fueron al CATE en San Roque. Ahora, tenemos unas 12 infecciones, pero no tenemos claro porque la comunicación no está siendo nada fluida», informan desde el sindicato de la policía.

Como el CIES permanece cerrado, los inmigrantes que llegan a las costas de Cádiz son derivados al CATE, donde pasan 72 horas y, después de ese tiempo, suelen ser liberados ya que no hay lugar para recibirlos.

La Guardia Civil también exige medidas

El Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Almería insiste en exigir que el Gobierno Socialista Comunista de Pedro Sánchez implemente «recursos técnicos y humanos» para combatir lo que ellos mismos consideran un «Avalancha de pateras que llega a la costa de Almería».

«Ya se han enviado varias cartas de esta delegación a las autoridades competentes, incluido el Defensor del Pueblo, en las que se explican las necesidades y las condiciones en que trabajan los guardias civiles para hacer frente a la inmigración irregular. Incluso hay varias solicitudes dirigidas a los comandantes de la Guardia Civil a las que sólo se responde con un silencio», explicó la AUGC Almería sobre la avalancha de pateras.

«A esto», prosiguen, «se añade la falta de un protocolo de salud específico para tratar e identificar a los inmigrantes que pueden ser portadores del covid19. La AUGC de Almería ha pedido repetidamente medidas preventivas para los agentes implicados como la desinfección de habitaciones y áreas comunes ya que los inmigrantes tienen una gran movilidad dentro de las instalaciones, la desinfección de los vehículos oficiales y que los guardias estén provistos de completos EPI desechables, todo esto para poder atender las continuas llegadas de inmigración irregular y evitar el contagio a los agentes como ya ha sucedido en la provincia», dice el mencionado comunicado.

Por último, la AUGC exige que «se instalen dependencias específicas para la inmigración irregular, donde se vigilen y se realicen los trámites administrativos, ya que el protocolo de la Secretaría de Inmigración del 25 de julio no especifica la custodia de estos inmigrantes mientras se realizan los trámites administrativos antes de su traslado a la Policía Nacional».