José Luis EscriváEl consejero de Seguridad Social, ha propuesto que el índice de revalorización de las pensiones sea revisado por el Pacto de Toledo cada cinco años. Esta es una de las modificaciones que ha acordado el Ejecutivo Bruselas para la llegada de fondos comunitarios para la recuperación económica después de la COVID-19.

El nuevo mecanismo, que viene a reemplazar el actual índice de revalorización de las pensiones -el IRP, que en años de descalce en las cuentas deja el aumento de las pensiones en un 0,25 %- es una fórmula más simple, transparente y comprensible. El ministro también ha informado que esta fórmula estará abierta a discusión periódicamente, ya que la propuesta del Gobierno será que la Pacto de Toledo, sindicatos y empleadores analizan su impacto cada cinco años.

Asimismo, Escrivá ha indicado que las pensiones se revalorizará según el IPC del año anterior y, para evitar reducciones en los beneficios durante años de inflación negativa, las tarifas para esos años serán compensadas durante los próximos tres años, las pensiones mínimas no se verán afectadas por la compensación.

Nuevo sistema de pensiones para 2021

Escrivá ha asistido a este Comisión dar cuenta de la futura reforma previsional y del estado de las negociaciones con sindicatos y empresarios por un lado, y con las autoridades europeas por otro, ya que la reforma del sistema público de pensiones es una de las comprometidas en el marco de la llegada de Fondos europeos para afrontar la crisis del Covid-19.

Junto a esta y otras reformas que el Gobierno está preparando para el sistema público de pensiones, Escrivá ha fijado un cronograma de previsiones que logra tener en marcha estos cambios.

En el caso de la nueva fórmula de revalorización, el titular de la Seguridad Social se espera que esté en vigor este año, dentro de un primer paquete de reformas, que incluye nuevas medidas para acercar la edad de jubilación efectiva a la edad legal.