los Fundación Cajas de Ahorros (Funcas) ha rebajado en un punto su estimación de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para 2021, hasta el 5,7%, debido al retraso en el inicio de la recuperación como consecuencia de los efectos derivados de la tercera ola de la crisis del coronavirus, las restricciones a la actividad y movilidad, el lento avance de la campaña de vacunación y la contracción de algunos de los principales mercados de exportación. Una estimación que pone en duda el diagnóstico de Ministerio de Economía, cartera de Nadia Calviño, que sitúa el crecimiento de la economía española en el 9,8% este año.

Así lo ha cedido este viernes el director general de Funcas, Carlos Ocaña, y el director de Situación y Análisis Internacional de Funcas, Raymond Torres, que han asegurado que la clave de la recuperación será sin duda la evolución del turismo, más que el impacto de los fondos europeos, que suman solo un punto para este año si se gastan unos 14.000 millones de euros, por debajo de los 27.000 millones estimados por la Gobierno de Pedro Sánchez.

Funcas no es la única organización que ha dejado en blanco las previsiones del Gobierno de Pedro Sánchez. El último en hacerlo fue el Banco Central Europeo (BCE) lo que sitúa el crecimiento de la economía española en el 5,6%. Sin embargo, de confirmarse la predicción de Bruselas, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) pactados entre el PSOE y Podemos -con el apoyo de los independentistas y etaristas- se empaparán de previsiones demasiado optimistas.

Por su parte, el centro de análisis espera un crecimiento de la economía española del 6,3% en 2022, una décima más de lo estimado anteriormente, debido a que se seguirá absorbiendo paulatinamente parte de la demanda almacenada de unos 56.000 millones de euros, así como una mejora del turismo una vez finalizada la fase de vacunación viral.

De esta forma, el crecimiento del 5,7% que estiman para este año se basa en la hipótesis de que la campaña turística será el 26% del valor normal de las últimas campañas pre-covid, y que se elevará al 75% en 2022. . Además, este año el 40% de la demanda represada de algunos 56.000 millones de euros.

En cuanto a la composición del PIB en 2021, la aportación de la demanda interna aumenta en dos décimas, hasta los 6,1 puntos, mientras que el sector exterior restará 4 décimas, frente a las ocho previstas anteriormente, debido al retraso en la recuperación del turismo.

Funcas ahora estima que habrá una recuperación económica retrasada por los efectos de la crisis del coronavirus, por lo que prevé una caída intertrimestral del PIB del 0,1% en el primer trimestre, que se elevará al 0,9% en el segundo y al 2,6% en el segundo. tercero y 3.4% en el cuarto trimestre, por lo que la recuperación se acelerará a partir de julio.

España, depende del turismo

«Es una previsión muy dependiente de la turismo, dado que si alcanzamos el 50% del valor de una campaña turística normal este año, en lugar del 26% estimado, el crecimiento del PIB podría subir al 7% este año y al 6,7% el próximo ”, dijo Torres, quien no descartó que este escenario es posible, más cercano al 7,2% de crecimiento estimado por el Gobierno, sin el impacto de los fondos de la UE.

Por el contrario, con una temporada turística del 12% de su valor habitual, el crecimiento este año se reduciría al 4,2% y el próximo año, al 5,3%. Ante el importante impacto del turismo, Funcas asegura que el principal desafío de la recuperación será acelerar la proceso de vacunacion y dar certeza.

En cuanto al mercado laboral, Funcas afirma que el impacto de la recuperación en la creación de nuevos puestos de trabajo será «más limitado» que en anteriores fases expansivas, ya que facilitará la reincorporación de trabajadores en expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE) y de autónomos en cese de actividad. La tasa de desempleo aún alcanzaría el 15,8% a finales de 2022 frente al 14,1% antes de la crisis.

En este punto, Torres ha indicado que seguramente habrá que prorrogar el ERTE más allá de la fecha del 31 de mayo, que ahora está programada, pero ha optado por modificar el mecanismo, por lo que permanecerá en el ERTE por un largo período de tiempo irá asociado con la formación. «Ahora es el momento de hacerlo»el Señaló.

Niveles de déficit y deuda

Respecto a la evolución de déficit público, Funcas estima que el año pasado cerró en 10,9% del PIB, en línea con la caída de 11% de la economía – «el Estado ha reemplazado al sector empresarial», indicó Torres – mientras que para este año proyectan un 8% y 6,7% rezago en 2022, siempre que los tipos de interés se mantengan contenidos y el BCE mantenga compras de deuda.

En este escenario, el la deuda pública Se situará en el 119% del PIB en 2021 y en el 118% en 2022 debido a los efectos de la crisis del coronavirus en las arcas del Estado.

Respecto a las ayudas directas y mejora de solvencia que prepara el Gobierno, Raymnond Torres Señaló que es necesario identificar las empresas que son viables, aunque estén sobreendeudadas, para garantizar su permanencia, y para las que no lo son, facilitar la reasignación de recursos y empleo a los sectores que se están recuperando.

Finalmente, Carlos Ocaña manifestó, al ser consultado al respecto, que no es el momento de plantear la Salario mínimo interprofesional (SMI)Dado que en la situación económica actual es «básicamente imposible», porque de lo que se trata ahora es de preservar el empleo y levantar el SMI, «no lo protegería», pese a las intenciones del Ministerio de Trabajo, la cartera de Yolanda Díaz .