Por su parte, Podemos, como el PSOE, ha salido en una tormenta contra el PP por intentar eludir la Ley Celaá. El portavoz púrpura en la Comisión de Educación y Formación Profesional del Congreso, Javier Sánchez Serna, asegura que Pablo Casado ha cometido un acto de «Gravedad especial» pidiendo a las Comunidades Autónomas del PP que saboteen la nueva Ley de Educación (la Ley LOMLOE o Celaá), que actualmente se encuentra en trámite parlamentario en la Cámara Alta.

La visita de Casado a Murcia este sábado ha servido, según el púrpura, mostrar desesperación de un Partido Popular que sólo puede recurrir a mentira y manipulación para defender su proyecto político.

Para el diputado de Podemos, el PP, que ya había puesto en marcha una «estrategia de patrañas y mentiras sobre esta ley de educación, embriagadora sobre un supuesto cierre de escuelas de educación especial, la inexistente desaparición de los concertados o la flagrante mentira que asegura que no será posible enseñar en español en escuelas e institutos ”, ahora da un paso más al pedir a una comunidad autónoma que desobedezca una ley, «Superando una línea insuperable de respeto democrático».

El parlamentario nacional ha exigido, concretamente, «respeto a la Región de Murcia» y ha indicado al PP que «las instituciones de la Región de Murcia no son una granja ni escaparate de las ultra campañas del Partido Popular.

Javier Sánchez Serna rechaza la estrategia obstruccionista del popular y pregunte por el «aplicación inmediata » de la nueva Ley de Educación para el próximo curso académico en la región porque «beneficia a estudiantes, familias y especialmente al derecho a la educación para todos ».

Para el diputado, «es paradójico que Casado venga a Murcia, una de las comunidades autónomas donde se ha desmantelado la red de educación pública de una forma más virulenta para advertirnos de que la red concertada está en riesgo». En su opinión, «¿qué en riesgo está la existencia de una escuela pública de calidad, inclusiva y que garantice la igualdad de oportunidades.

Además, advierte «el Partido Popular ha implementado un modelo segregante y elitista en el que existen dos líneas educativas: una pública, sin recursos y que asume a los estudiantes que tienen mayores dificultades, y otra dispuesta, en la que se cobran tasas ilegales, los estudiantes están segregados según su capacidad económica y la facultad es seleccionada basados ​​en criterios que no tienen por qué estar guiados por el mérito y la capacidad, como es el caso de la educación pública.

Además, Sánchez Serna ha exigido que el PP «deje de intentar asustar a las familias de las personas más vulnerables con la difusión de engaños sobre el cierre de centros de Educación Especial. Así, afirma que para Unidos Podemos «cuidar y respetar a las personas con discapacidad es una prioridad«Así que precisamente» va a funcionar en que además de las escuelas de educación especial, hay recursos en las escuelas públicas para que aquellas familias que lo prefieran puedan optar por una educación inclusiva, junto con el resto de niños y niñas.