Limpiando el Barcelona comienza en el banco. Joan Laporta el no quiere que continúe Ronald Koeman después del fracaso de esta temporada y Película de Hansi es el elegido. El ex del Bayern es el principal favorito para sustituir al técnico holandés al frente del barco azulgrana. Curiosamente, Flick es el técnico que goleó al Barça con él Bayern en los cuartos de final de la Champions el año pasado.

Ese día el equipo de Quique Setién sufrió una de las mayores humillaciones de su historia tras perder por 2-8. Una dura derrota que los dejó fuera de la Champions y consumaba el fracaso de la era Setién tras perder la Liga. Película sentenció el técnico del Santander y dejó el Barcelona, eso sumó un nuevo fracaso en Europa y contra uno de los grandes del Viejo Continente, que se proclamaría campeón pocos días después.

Película ha rescindido su contrato con el Bayern para hacerse cargo de la selección alemana, sin embargo, la convocatoria del Barcelona Le habría hecho reconsiderar su situación. El técnico que supuso el inicio del fin de esta generación del Barça podría ser el encargado de liderar la renovación del vestuario. «Estoy hablando de fin de ciclo y renovación porque eso es lo que yo pienso y creo que eso es lo que hay que hacer», anunció con contundencia Laporta.

La derrota ante el Celta dejó al equipo azulgrana sin opciones para luchar por la Liga, lo que ha provocado esta reacción del presidente que quiere devolver al equipo a lo más alto. Quedarse sin opciones de título a falta de un día ha supuesto la sentencia de Koeman en el banquillo. Su etapa en el Camp Nou ha llegado a su fin y Película es el elegido.

Laporta no quiere más humillaciones

En Barcelona todavía recuerdan aquella noche negra que el técnico alemán les hizo pasar con el Bayern, Un nuevo ridículo que puso al club en el centro de todas las miradas. En verano hicieron pocos cambios, trajeron savia nueva y joven pero no ha sido suficiente para levantar este equipo que todavía tiene en el recuerdo a los famosos 2-8, un encuentro en el que los de Película se adelantaron y el Barça consiguió empatar rápido. Pero no era más que un espejismo de lo que estaba por venir. En el descanso perdieron 1-4 y la sensación era que la derrota podía ser más abultada. El resultado tras los siguientes 45 minutos fue el mismo, 1-4, provocando así una humillación histórica.

Laporta confía en que el ex del Bayern limpie en el vestuario y consiga volver al club a lo más alto, evitando otras humillaciones como la del año pasado en Lisboa. Por eso el presidente azulgrana fue tan contundente en sus declaraciones tras el desastre de esta temporada, en la que solo han ganado la Copa del Rey.