El presidente del PSC en el Parlamento, Salvador Illa, ofrece ayuda a los separatistas Pere Aragonès. El vencedor de las elecciones catalanas, entonces, se pone a disposición del candidato que estaba detrás de él para mediar con Pedro sanchez para negociar el referéndum de independencia. Anteriormente, el presidente independentista advirtió al presidente ejecutivo que «la amnistía y la autodeterminación no son negociables».

Este viernes, en el turno de respuesta al presidente de ERC, el líder del Partido Socialista de Cataluña ha agredido a Pere Aragonès que, si es investido presidente, trabajará para reactivar cuanto antes la mesa de diálogo con el Gobierno, del que forma parte. Por eso, te pide que pongas otra mesa entre partidos catalanes.

“En el camino del diálogo siempre nos encontrará”, aseguró Illa Aragonès en el turno de la réplica durante el pleno de la inauguración. El socialista ha criticado el planteamiento de Aragonès y su discurso se centró principalmente en el mantra separatista y la libertad de presos y fugitivos.

Salvador Illa, que ha defendido la importancia de la fidelidad institucional, ha dicho que el Gobierno ha recibido más fidelidad durante la gestión de la pandemia por parte del Gobierno central, con el responsable de la crisis sanitaria, que los socios del Ejecutivo catalán (Junts per Catalunya y ERC) entre ellos.

Illa, quien le preguntó al presidente del Parlamento, Laura Borràs, sometiéndose al debate de investidura, defiende que hay una alternativa liderada por el PSC. El candidato socialista ha opinado que «si su planteamiento fuera tan bueno, ya tendría hoy el apoyo de la mayoría de la Cámara». Por ahora, Pere Aragonès solo tiene el voto garantizado a favor de ERC y la CUP, ya que Junts tiene previsto abstenerse.

Aragonès reprocha la actitud del PSC

Aragonès recordó que en 1998 el Parlamento aprobó una resolución con motivo del 50 aniversario de la Declaración de Derechos Humanos que defendía el derecho de Cataluña a «determinar libremente su futuro», y ha asegurado que, si se votaba ahora, la Mesa de la Cámara acabaría en los tribunales.

«El presidente del Parlamento en ese momento era Joan Reventós (PSC) y el PSC se abstuvieron. ¿Qué ha cambiado en todo este tiempo? ¿Qué ha cambiado en 23 años? Volvamos todos al lado de las soluciones. Estaremos allí;

Controversia sobre el tema de la confianza

A Salvador Illa no le gusta que el presidencial Pere Aragonès quiera someterse a una cuestión de confianza en plena legislatura. Y a menos que ya lo advierta, durante su debate de investidura. Es uno de los compromisos alcanzados con la CUP, para facilitar el apoyo del antisistema de su elección.

Después de que el socialista le haya reprochado esa decisión, Aragonès ha respondido que es una forma de «tejer confianza». El candidato republicano no lo ve como un signo de debilidad. Dice que es una nueva forma de evaluar constantemente el apoyo que tiene el presidente en el Parlamento.