El Trabajadores de temporada de Albacete que han sido confinados en cuarentena durante 15 días en la Institución de Ferias de la ciudad (IFAB) se han amotinado esta mañana. Según los testigos, varios han huido, aunque la subdelegación del gobierno en la provincia lo niega.

El edificio está rodeado por La policía antidisturbios de la PNP. El La carretera de Madrid está cortada. Esta es la avenida Gregorio Arcos, donde se encuentra el IFAB y que da acceso al polígono industrial de Campollano. Los videos y fotos publicados en las redes y en Youtube por los ciudadanos muestran la enorme tensión que se vive y la huida masiva de decenas de personas.

Como pueden ver en las imágenes, el primer impacto de la revuelta ha sido soportado por el Policía local sin poder evitar que algunos de ellos se escapen, arrastrados por otro grupo desde las aceras cercanas. Entonces llegaron los refuerzos de la Policía Nacional.

Son… 230 personas de un asentamiento de inmigrantes donde hubo casos positivos de coronavirus en julio. Trabajaban en Albacete como temporeros. Las autoridades los confinaron a la cuarentena en el recinto ferial. Fuentes policiales ya habían estado advirtiendo durante días que cada vez que más tenso e inquieto.

El portavoz de la Grupo de Apoyo al Inmigrante (Acaim) en Albacete, Cheikhou Cisse, dijo esta mañana que «los niños están nerviosos porque no tienen información, llevan dos semanas aquí, muchos han dado negativo hasta tres veces y no entienden por qué no pueden ir a trabajar».

Cisse se encuentra dentro del IFAB, donde también ha llegado el teniente de alcalde de Albacete, Emilio Sáez, que está hablando con los temporeros para intentar calmar la situación.

El portavoz de Acaim dijo que «han estado sin trabajo y sin dinero durante dos semanas, y no saben a dónde pueden ir cuando se van, o cuando pueden irse».

No podrán volver a la asentamiento irregular de la carretera de Peñas donde estaban originalmente, ya que el Ayuntamiento lo ha cerrado después de los altercados que tuvieron lugar cuando estaban confinados allí.

El Domingo 19 de julio casi un centenar de ellos escaparon y protagonizaron incidentes en el Paseo de CircunvalaciónLa policía fue arrestada, cortando el tráfico, regañando a los ciudadanos que estaban en las terrazas y en los bares, y enfrentándose a la policía.