En los tiempos duros que corren en nuestro país, lo que realmente nos llena es el cariño que podemos recibir de nuestros seres queridos, reuniones familiares, encuentros con amigos, o una buena comida. Y así, lo hemos visto en el cita que se ha producido entre María Teresa Campos y Kiko Hernández, colaboradora de ‘Sálvame’.

Al parecer han querido suavizar sus asperezas haciendo una reunión en la casa del presentador de televisión. Y es que el colaborador ha agredido en varias ocasiones contra las hijas de María Teresa Campos. Aunque, a pesar de todo, Kiko Hernández lo dejó muy claro a Jorge Javier Vázquez: «No fui a visitar a Terelu ni a Carmen Borrego, fui a visitar a María Teresa Campos».

Este encuentro entre la colaboradora de ‘Sálvame’ y María Teresa ocurrió por casualidad. Kiko Hernández cuenta con el programa qué, «Un día estaba hablando con una persona, y María Teresa Campos se puso al teléfono y me dijo que teníamos algo pendiente». La colaboradora relata que hace tres años se iban a reunir para que ella pudiera conocer a sus hijas. La reunión tuvo que ser cancelada, debido al ictus que le dio María Teresa Campos, ya que fue el día anterior. «Fui con mis hijas a conocer a María Teresa Campos»El colaborador empezó a contar cómo fue esa cita.

«Preparé una paella, hice ceviche y jugamos a las cartas. Hablamos de todo, pero de todo », expresó el colaborador. Jorge Javier le preguntó a Kiko Hernández sobre los integrantes de esa mesa y el protagonista respondió: «Un amigo de Teresa (que no quiso revelar la identidad), el conductor, mis hijas, María Teresa y yo».

«¿Cómo se comportaron sus hijas?» preguntó el presentador de «Sálvame». Después de una pequeña risa, Kiko respondió: «Teresa tiene muchas cositas en su casa y mis hijas aparecían todo el tiempo con cosas en la mano, y era un poco caos. Teresa me dijo que no me preocupara por las cosas mientras no se cortaran ni se lastimaran ».

María Teresa resultó ser una gran anfitriona. Por supuesto, ahora el presentador está pasando por algunos momentos duros, por su ruptura con Edmundo Arrocet. Es un hecho que lleva 5 años de su vida compartiendo su día a día con él. Entonces, estamos seguros de que en esta comida María Teresa Campos sintió el calor y el cariño de las personas que ama.

Kiko Hernández se sincera en Sálvame