La empresa constructora española OHL ha emprendido la reestructuración de su balance, lo que implica negociar la refinanciación de 593 millones que tiene en dos emisiones de bonos con vencimiento en 2022 y 2023, tras el impacto de la crisis generada por el coronavirus.

Esta reestructuración constituye la mayor parte del pasivo del grupo, ya que la deuda financiera neta se sitúa en 151 millones, de los cuales 103 millones corresponden a la deuda con recurso.

Después de limpiar el negocio en los últimos años y reducir esta responsabilidad, y la reciente entrada de la Amodio En su calidad de nuevo accionista mayoritario que sustituye al Grupo Villar Mir, la empresa constructora se ha fijado como objetivo principal «reforzar su balance» para hacer frente al impacto de la pandemia.

Por su parte, la empresa española OHL considera que será la base para garantizar la viabilidad y el crecimiento futuro de la empresa, que asegura tiene el potencial de conseguir a medio plazo, en unos dos años, entre 3,5 y 4 mil millones de euros de ingresos3 mil millones el año pasado, y duplicar el margen de beneficios al 3% desde el 1,5% actual.

Reestructuración de la deuda

Para ello, en virtud de la reestructuración de la deuda, la empresa constructora busca fortalecer sus propios recursos, reducir el endeudamiento y ampliar el plazo de vencimiento, según el director financiero del grupo, José María Sagardoydurante la presentación de los resultados semestrales.

A este respecto, y a pesar de que las negociaciones acaban de comenzar, entre las posibles alternativas que se están considerando se encuentra una propuesta de canje de deuda por capital social para que la titulares de bonos entrar en la capital del grupo, como se detalla por fuentes familiarizadas con el proceso.

Además, y vinculado a la medida anterior, se considera un posible aumento de capital para que los Amodios inyecten recursos y no diluyó su participación del 16%que también tienen la intención de aumentar.

Renuncia al crédito del ICO

OHL inicia la negociación para reestructurar la deuda coincidiendo precisamente con la celebración de una reunión de obligacionistas para obtener su aprobación para que el grupo disponer de la totalidad del crédito de 140 millones de euros de euros conseguidos con el aval de la OIC.

La asamblea ha sido programada para el 4 de septiembre, después de la primera convocatoria, este martes, no se reunió en ‘.quórum«suficiente para su celebración».

OHL tiene que pedir «luz verde» a los titulares de los bonos bajo los términos y condiciones que en 2014 y 2015 Estos títulos de deuda fueron emitidos y colocados para disponer de la mitad que aún no ha sido enajenada de la financiación de 140 millones que obtuvo en mayo en el marco de la línea de garantía del ICO articulada por el gobierno para fortalecer su liquidez y su balance frente a la crisis.