Dado que la multinacional del sector textil Mango lanzará su e-commerce en 2000, este canal no ha parado de crecer hasta lograr cifras récord de ventas online en el año de la pandemia con un incremento del 90% en las ventas en los meses más duros de encierro. El crisis del coronavirus Ha obligado a las empresas a apostar por la compra de productos a través de la pantalla para evitar los efectos negativos de las restricciones en la facturación. Un escenario que ha obligado a la firma catalana a reforzar el canal online en 2020 con el contratación de nuevo personal.

Según fuentes de Mango en conversaciones con este diario, “en 2019 teníamos cerca de 200 empleados trabajando para el canal digital de la empresa. A finales de 2020, la cifra ya superó 260 trabajadores por el aumento de la demanda en el comercio electrónico desde que la crisis del coronavirus empezó a dar sus primeros golpes ”. La incorporación de 60 nuevas personas se traduce en un incremento del 30% en la contratación en el año de la pandemia.

«El canal online ha vuelto a experimentar un excelente crecimiento, alcanzando el 766 millones de euros de facturación, Un 36% más que el año anterior. Con estas cifras, este canal representa actualmente el 42% de la facturación total del grupo, porcentaje muy superior al 24% de 2019 ”, cifran. Crecimiento que ha sido clave en los 85 países donde está disponible, especialmente en algunos de los principales mercados de la empresa, como Francia, Italia o Portugal, donde registró incrementos cercanos o superiores al 100% debido a las medidas restrictivas impuestas por los diferentes gobiernos.

El rally de la digitalización del sector textil comenzó con la primera ola de la crisis del coronavirus. «Entre los meses de marzo y junio, cuando casi todas las tiendas físicas permanecieron total o parcialmente cerradas, el canal online acaparó hasta el 93% de las ventas de la compañía, lo que limitó el descenso de los ingresos totales al 50%», explican. Sin embargo, señalan que «ya había una tendencia alcista porque en los meses previos a la pandemia, enero y febrero, la empresa registró un crecimiento en el comercio electrónico de hasta un 8%».

«La fase de recuperación, entre julio y octubre, meses en los que se alcanzó la normalidad en la flota de tiendas y en los que se recuperaron los niveles de facturación de 2019 -en octubre las ventas fueron solo un 6% inferiores a las del año anterior-«, calculan . Sin embargo, en la segunda oleada, en noviembre y diciembre, en la que volvieron a producirse cierres de tiendas por medidas restrictivas, el canal online experimentó grandes incrementos en su facturación durante Campaña navideña.

Objetivo: mil millones

Mango quiere llegar al Mil millones de facturación en este canal y, para ello, cuenta con un gran número de nuevos proyectos: hiperpersonalización de la experiencia de navegación y compra en todos los dispositivos, uso de nuevas tecnologías basadas en inteligencia artificial para mejorar el servicio postventa y la inclusión de franquicias en el iniciativas de omnicanal.

Mientras tanto, el medidas restrictivas de los diferentes gobiernos siguen golpeando la facturación de las tiendas físicas de la empresa catalana. “Estas medidas han hecho que el parque haya estado cerrado o limitado en horarios y capacidades durante gran parte del año, lo que ha provocado una disminución del 43% en la facturación en este canal”, afirman.

En España, solo 4 establecimientos tienen sus puertas cerradas por restricciones de un total de 383. Sin embargo, en Europa, cerca de 400 tiendas Se ven afectados por la constante aplicación de medidas restrictivas impuestas por las autoridades sanitarias de cada país, lo que pesa fuertemente sobre el negocio de Mango en Francia con hasta 120 tiendas cerradas.