La presentación de Leo Messi como nuevo jugador del Paris Saint Germain provocó la locura en la afición del club francés. Miles de ellos se agolparon alrededor del estadio Parque de los Príncipes para montar una enorme fiesta en los alrededores con cánticos, bengalas y todo tipo de pancartas. La llegada del argentino es el mejor regalo que han podido hacer a la afición del PSG.