Desde el nuevo medidas sanitarias para controlar la pandemia y prevenir la propagación del virus, la Policía de Málaga ha procesado 11.000 multas en menos de tres meses.

La Policía Local de Málaga ha presentado un total de 10.914 denuncias por no utilizar la mascarilla en espacios públicos durante el tiempo transcurrido desde la entrada en vigencia de la norma que obliga a su uso a mediados de julio hasta el pasado miércoles 7 de octubre.

Entonces, el día de mayor incidencia son los sábados, seguido de viernes y jueves, mientras que los domingos y lunes son los días con menor número de quejas, según los datos facilitados a Europa Press.

Asimismo, según los datos, los dos primeros fines de semana de julio fueron los más concurridos, con unas 400 quejas. En agosto, la media del fin de semana cayó a 270 y en septiembre volvió a bajar a 220.

Específicamente, y ahora por meses, la Policía Local de Málaga ha impuesto del 15 de julio al 31 de julio un total de 2.773 sanciones; en agosto 3.878; y en septiembre: 3.407. Además, de 1 a 7 octubre han sido 856.

Andalucía registró en septiembre pasado 17.500 denuncias por incumplimiento de medidas contra Covid-19.

200 multas en Granada este fin de semana

La Policía Local de Granada ha realizado más de 200 denuncias por diversos motivos durante las tres noches de viernes a domingo del Puente de la Hispanidad, la mayoría el sábado con unos 90 y Principalmente por ruido en pisos por fiestas, botella en la calle, no usar mascarilla y por establecimientos que violan las reglas.

Como se especifica en un informe del Local, 80 multas han sido por no usar la mascarilla, 67 por consumo de alcohol en vía pública, 45 por ruido en pisos por fiestas y once por establecimientos, que suman un total de 203. A estos se suman otros delitos, sin precisar cuántos, como posesión de estupefacientes o delitos.

Entre los principales causas de imposición de infracciones a los establecimientos, incluir la apertura del mismo cuando el tipo de actividad fue suspendido por Orden de la Junta de Andalucía -un club nocturno que fue desalojado el sábado por la noche con 60 personas adentro-, el exceso de capacidad y por permanecer abierto excediendo el horario límite de cierre, 1:00 am.

La Policía también revisa que el sábado se disolvió una concentración de personas en la calle Ganivet sobre la 1:00 am, coincidiendo con el cierre de los establecimientos, y destaca que “ni el viernes ni el domingo fue tal circunstancia”.