El las ventas de ropa y accesorios moderaron su caída hasta el 22,5% en julioAunque acumulan un 43,1% de disminución en lo que va de año en un contexto marcado por la crisis sanitaria de la covid-19, según los datos del barómetro mensual de la asociación empresarial Acotex.

Concretamente, la caída de las ventas en tienda física y ‘online’ durante el mes de julio es menor que la registrada en junio (-25,8%) y mucho menos pronunciada que las registradas en plena pandemia en los meses de marzo (-70,3%), abril (-89,5%) y mayo (-72,6%).

Según Acotex, como se predijo, Las rebajas de verano no han sido buenas y este año se han observado diferentes estrategias: Por un lado, algunas tiendas han hecho descuentos agresivos y otras, con la intención de extender la campaña de primavera-verano hasta octubre, han sido más contenidas en los descuentos.

Por otro lado, aunque el gobierno levantó la prohibición de abrir las tiendas, alrededor del 15% de los establecimientos aún no han abierto sus puertas.

En este contexto, Acotex ha señalado que el comercio de textiles y accesorios está en una situación «muy delicada»«y sigue pidiendo al Gobierno que aplique medidas urgentes y específicas para el sector a fin de garantizar la continuidad de las actividades y salvar los casi 200.000 puestos de trabajo que genera.

«Con una caída tan significativa de las ventas no tenemos ninguna moratoria fiscalLos principales impuestos y contribuciones a la seguridad social son los siguientes. Es necesario redimirlos y reducir el IVA para fomentar el consumo», subrayó el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola.

En este sentido, añadió que el sector necesita liquidez y no más deuda. «Necesitamos una solución para el pago de la renta No podemos hacer frente a estos bajos niveles de ventas y es esencial tener más flexibilidad y extender los CPR al menos hasta el final del año», dijo.