La gestión de los concesionarios, Faconauto, ha advertido que la reconversión del sector hacia la movilidad descarbonizada y el vehículo eléctrico se está haciendo sin tener en cuenta las necesidades del ciudadano medio y sin que el propio país esté todavía preparado para cumplir los exigentes plazos marcados por las políticas europeas y nacionales. Además, calcula que en 2021 las ventas se estancarán con solo 12.000 unidades registradas.

Así lo ha indicado su presidente este martes, Gerardo Pérez, durante la celebración de la parte presencial de su XXX Congreso & Expo y ante 600 profesionales del sector. En concreto, Pérez ha afirmado que “a raíz de la revolución del vehículo eléctrico han surgido muchas voces interesadas, en la política, en las asociaciones, en los grupos de presión que buscan forzar su llegada, una llegada que no se producirá si se impone y sin existiendo un período de transición en el que los vehículos de combustión tienen que jugar un papel importante, dando paso también a los microhíbridos e híbridos enchufables para alcanzar, con el tiempo, una generalización del 100% eléctrica.

En este sentido, Faconauto prevé que este año y también el próximo se estancarán las matriculaciones de vehículos eléctricos, con 12.000 ventas en 2021 (+ 8% sobre 2020) y con 13.500 (+ 23% sobre 2021) el próximo año. Tendremos que esperar hasta 2026 para que esta tecnología supere el 20% de los registros, con 290.000 unidades, aunque los híbridos serán, con un peso del 50% de las ventas, los protagonistas del mercado y del favor de los conductores dentro de cinco años.

La patronal ha advertido que en España no se cumplirán en los próximos años las condiciones para que el vehículo eléctrico cuente con el apoyo de la ciudadanía, porque aún no se han resuelto los grandes problemas relacionados con esta tecnología: la ausencia de puntos de recarga en todo el territorio o el hecho de que, por su precio, solo es accesible para el 19% de la población.

A pesar de esto, «un transición ecológica, sin pensar en la viabilidad del sector, para los ricos y creado en torno a un componente ideológico, desconectado de la realidad, que está penalizando al mercado y al ciudadano medio, que solo puede comprar un vehículo de combustión y ya está provocando destrucción de empleo ”, su presidente. ha subrayado en el transcurso del día.