La situación del sector turístico en Canarias es cada vez más preocupante. La segunda oleada de la pandemia del covid-19, las restricciones que aún mantienen muchos países para restringir la movilidad y la obligación de presentar un PCR negativo para acceder a la comunidad autónoma, han hecho que muchos establecimientos hoteleros están optando por cerrar sus puertas renunciando a la campaña navideña.

Hay que tener en cuenta que Canarias siempre ha tenido un alto nivel de turismo en diciembre y enero por ser un destino muy frecuentado por turistas extranjeros que optan por pasar sus vacaciones navideñas en las islas atraídos por la climatología. Pero sin embargo, la demanda no acaba de despegar y muchas empresas y hoteles prefieren renunciar a las pocas ventas que pueden realizar en el resto del año, antes que seguir afrontando los costes de mantener abierto el establecimiento.

Ante esta situación, el Gobierno de Canarias ha optado por Permitir la prueba de antígenos como alternativa a la PCR. como prueba válida para acreditar la negativa del covid-19 en la visita al archipiélago, en «visible diferencia de criterio» con el Ministerio de Salud, según explicó este jueves el portavoz del Ejecutivo regional, Julio Pérez. De esta forma, las autoridades canarias pretenden impulsar y estimular la demanda para paliar la situación de un sector turístico muy deteriorado.

Otra de las esperanzas que tiene el sector para las próximas semanas es que el Gobierno de Reino Unido ha levantado la prohibición a sus ciudadanos, que ahora podrán viajar a Canarias. Cabe recordar que las Islas Británicas son uno de los principales mercados emisores de turismo del archipiélago canario.

Pronósticos

El secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, anunció este viernes que el sector turístico cerrará 2020 con pérdidas de hasta el 75% en visitantes internacionales y un porcentaje similar en el gasto turístico. Pese a esta tendencia negativa, la Secretaría de Turismo sí augura un «mejor comportamiento» en las estancias hoteleras, especialmente en zonas atractivas para la temporada navideña, como Canarias y Baleares.

Las empresas del sector turístico no prevén que la recuperación se produzca en los próximos meses, a pesar de las buenas noticias sobre las vacunas que han desarrollado diversas farmacéuticas para intentar contener la propagación del virus. La mayoría de las empresas colocan recuperación de la demanda y gran parte de su facturación en el segundo semestre de 2021.

En este contexto, y para tratar de apoyar al sector hotelero que ha sido gravemente dañado por la pandemia, el Comunidad de Madrid anunció la semana pasada que bajaría los impuestos del sector y ampliaría sus créditos fiscales. En concreto, los planes del alcalde José Luis Martínez-Almeida incluyen un plan de 11,8 millones de euros más en nuevos créditos fiscales para hoteles, además de los 107,5 millones ya aprobados el pasado mes de octubre.

De esta forma, el Gobierno de Madrid capital ha optado por los beneficios fiscales contemplados inicialmente en los proyectos de presupuestos y ordenanzas fiscales de 2021, fijados en el 25% en el IBI, el IAE y la Tasa de Prestación de Servicios de Residuos Urbanos de Actividades ( TRUA), se incrementan para el sector hotelero al 50%.

Esta decisión no ha pasado desapercibida para las empresas hoteleras de otras comunidades autónomas que no han tardado en solicitar a sus administraciones el mismo grado de apoyo que ha proporcionado la Comunidad de Madrid. De esta forma, la asociación hotelera Hosbec invitó a todos los ayuntamientos de la Comunidad Valenciana a «Imitar» las medidas impulsadas por el Ayuntamiento de Madrid para apoyar al sector.

Falta de flexibilidad

Mientras que la comunidad canaria critica la cantidad de turistas que se están perdiendo como consecuencia del «falta de flexibilidad « del Gobierno que no autoriza al sector a sustituir las pruebas de PCR por pruebas de antígenos. El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, defendió que la posición del Ejecutivo es «Grave desaceleración del turismo internacional».

Aunque las principales aerolíneas que tienen frecuencias a las islas están tratando de ser flexibles y adaptarse a las necesidades de los clientes, los vuelos están alcanzando el 40% de su capacidad habitual. Así, las autoridades canarias instan al Gobierno de Sánchez a adoptar una decisión cuanto antes, ya que si estas medidas se prolongan en el tiempo, la campaña navideña podría resultar devastadora para las pequeñas y medianas empresas turísticas de Canarias.