El Ministro de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha confirmado que el Gobierno ha acordado con las comunidades autónomas poner en marcha un nuevo Plan Movimientos que contará con «al menos» 400 millones de euros de presupuesto, pero que podría llegar a los 800 millones si la demanda lo requiere.

En su discurso enmarcado dentro del XXX Congreso y Exposición de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automóviles (Faconauto)Maroto destacó que el sector automotriz está en una verdadera «revolución», para pasar a un modelo 100% eléctrico, que altera la «esencia» de la industria actual.

Por ello, ha subrayado los planes del Gobierno, que son «muy ambiciosos» y apuntan a alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos en 2023 y los 100.000 puntos de recarga. Para hacer esto, a través de Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), el Ejecutivo movilizará 2.000 millones de euros para abordar la movilidad eléctrica y el despliegue masivo de puntos de recarga.

Así, se pondrá en marcha un nuevo Plan Moves con al menos 400 millones de euros, que podría llegar a 800 millones de euros si el mercado lo requiere y hay suficiente demanda de vehículos de «cero emisiones».

También se ha centrado en la hidrógeno verde y en el apoyo a proyectos estratégicos de digitalización, potenciando la conectividad y mejorando la eficacia y eficiencia energética de la cadena de valor del sector. Además, ha destacado un programa de ayudas a la innovación y ha subrayado la importancia de la fabricación de baterías, para lo cual el Gobierno trabajará con otros países del Unión Europea (UE) para que el «Viejo Continente» sea un polo industrial para la construcción de estos componentes.

El titular de Industria ha lamentado el «duro» 2020, cuando el coronavirus ha sido el protagonista, pero ha asegurado que el Gobierno ha actuado con «determinación, celeridad y eficacia» y espera que el 2021 sea el año de la «recuperación».

Para ella, en el futuro la venta no será la principal razón de ser de los concesionarios, por lo que esta crisis genera oportunidades para seguir avanzando para que la industria automotriz se fortalezca y mantenga su liderazgo.