Uno de los acuerdos más numerosos de toda la economía española llega a su fin en pocos días, y comenzará su renegociación en unos días. Este es el acuerdo del centro comercial, al que más de 250.000 personas -según datos del empleador envejecido- de empresas como La corte inglesa, Carrefour, IKEA, Worten, Tendam o Leroy Merlin, por nombrar unos cuantos.

Los primeros acercamientos entre los empresarios y los sindicatos -en este sector CCOO, UGT, Fetico Y Fasga Son las organizaciones con más representación, aún no han empezado ya que se ha llegado a un pacto no escrito por el que es necesario realizar primero la campaña navideña. Este año, después de que el sector retail permaneciera completamente cerrado entre el 15 de marzo y mayo, en primer lugar, y con cierres por regiones en otoño -donde Cataluña, Asturias o Castilla y León tuvieron la peor parte- la Navidad sigue siendo la gran esperanza a realizar subir los resultados de un 2020 que será, en todo caso, desastroso.

Las espadas siguen en alto pero habrá tregua hasta el final de la temporada navideña, la más importante del año para las empresas de grandes almacenes

Entonces, patronal y sindicatos se sentarán a la mesa con el convenio ya fuera de vigencia -que durará entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 20- pero ambas partes han decidido que aún no era momento de negociar un acuerdo tan importante antes de conocer cómo cierra el año. El acuerdo de grandes almacenes afecta a más de 250.000 personas en las áreas de grandes almacenes -multimarca y multiproducto, tipo El Corte Inglés-; hipermercados -Carrefour, Alcampo o Eroski, aunque no solo- y grandes tiendas especializadas, como IKEA. Los supermercados quedan fuera.

Los supermercados están fuera de este acuerdo de grandes almacenes

Este periódico ha contactado Envejecido, la patronal que negociará, aunque no se ha avanzado en cómo abordarán la nueva situación. Por parte de los empleados, sin embargo, se teme que pueda haber intención de recortar, dado el extraordinario cambio en la situación que se ha producido en los últimos meses debido a la pandemia de coronavirus.

En este tiempo, otras realidades que afectan al sector retail han adquirido una presencia que no se puede ignorar: el teletrabajo, la venta de artículos online o los almacenes logísticos a los que se ha desplazado parte de la plantilla de algunas empresas. Por tanto, es posible que un futuro convenio colectivo deba incluir estos puntos que todavía estaban en una posición marginal hace cuatro años.

CCOO prepara

Hace apenas unos días, las Comisiones Obreras ya hicieron la denuncia del convenio colectivo de grandes almacenes. Es un trámite contemplado en la legislación laboral por el cual una de las partes comunica a la otra que no quiere la prórroga automática del contrato sino sentarse a una nueva negociación.

Comisiones Obreras denunciaron el acuerdo hace unos días, que es un trámite para comunicar a la otra parte que hay intención de empezar a negociar el nuevo acuerdo.

Según el gremio, “a los cuatro años de aplicación finaliza el plazo del convenio colectivo de grandes almacenes y, como está regulado por la necesidad de presentar denuncia, así se ha hecho”.

Según la sección sindical de La corte inglesa, que ha liderado la iniciativa, «el año que viene comienza una nueva negociación, en un momento marcado por la pandemia y sus consecuencias, entre las que se encuentran los cambios que se producirán por la introducción de nuevas formas de trabajo, la digitalización, el comercio online, etc ».

No parece tan fácil conseguir que el empleo esté garantizado o que se pueda mantener en su morfología actual en los próximos años

El sindicato, como corresponde a su papel, tratará de propuestas destinadas a «garantizar el empleo». Sin embargo, queda por ver si puede asegurar que el trabajo esté garantizado, o al menos que se mantenga en su morfología actual. Las empresas de Al por menor todavía tienen demanda pero los perfiles que se necesitan ahora son algo diferentes: más camareros de almacén o especialistas en atención al cliente telemática y menos personal de tienda.

En este último convenio que ahora vence, en cada uno de los años 2018, 2019 y 2020, y con vigencia a partir del 1 de enero de cada año, se aplicó un incremento salarial del 1%. Los sindicatos aspiran a repetir esta subida o mejorarla.