El sector turístico tiene la mirada puesta en fin de año, con eventos como el Black Friday y la campaña de Navidad, para intentar superar el colapso de la facturación por el impacto de la pandemia del covid-19. En esta situación, Meliá Hotels International volvió a lanzar su promoción Black Friday donde ha obtenido algunos resultados bastante «positivos» teniendo en cuenta el contexto actual del mercado.

Así, la empresa se registró durante la última semana 50% de las ventas obtenidas durante la campaña Black Friday del pasado 2019, a través de sus propios canales. Aunque la cifra todavía está muy lejos de los datos registrados en otras ocasiones como consecuencia de la pandemia de coronavirus, Meliá sostiene que «la valoración es positiva, mucho mejor de lo que esperábamos».

Esta tendencia muestra que los turistas están recuperando progresivamente las ganas de viajar debido a las noticias positivas que llegan sobre las distintas vacunas que diversas empresas farmacéuticas han desarrollado contra el virus. Además, otro de los datos más relevantes que destaca la cadena hotelera es que El 86% de los viajes vendidos durante la campaña del Black Friday son para el próximo año 2021, Esto confirma las previsiones de la compañía de que el cambio de tendencia en el sector turístico podría producirse en el período previo a Semana Santa.

Los destinos más elegidos por los clientes del grupo hotelero han sido España, con el 58,8% de las reservas realizado durante la semana pasada, seguido de América con 26,6%. Sin embargo, las ventas en los mercados del resto de Europa, África y Oriente Medio, junto con los de Asia y el Pacífico, han sido «más residuales» como consecuencia de las restricciones a la movilidad que aún imponen muchos gobiernos.

En cuanto a los mercados de origen, sigue destacando la importancia de las reservas realizadas por los clientes españoles. Cabe recordar que ya durante la campaña de verano uno de los principales apoyos para las empresas del sector fue la demanda interna, que alcanzó el 70% en algunas zonas de España. Detrás del mercado interno, los principales países emisores han sido Estados Unidos (USA) y Reino Unido.

En cuanto a los segmentos de reserva, esta venta 2020 de la campaña Black Friday ha sido liderada por el segmento de vacaciones, que solo ha experimentado un disminución del 25% respecto a los datos de la última edición. Sin embargo, en las ventas del mercado de destinos urbanos se han desplomado un 75%, con cifras especialmente dañadas por el cierre y las restricciones que aún persisten en países importantes para el turismo español como Alemania, Reino Unido y Francia. Además, hay que tener en cuenta que la mayoría de los hoteles que Meliá tiene en Europa están ubicados en destinos urbanos.

Fin de año

De esta forma, el grupo hotelero ha vuelto a apostar por una campaña de Black Friday con importantes descuentos de hasta el 50% en algunos de sus establecimientos hoteleros, con el objetivo de recortar parte del descenso de su facturación que se ha visto gravemente frenado por el impacto de la crisis sanitaria en el conjunto del sector turístico. Así, Meliá registró unas pérdidas de 114,5 millones de euros en el tercer trimestre, con una caída de los ingresos del 78,6%.

Hay que tener en cuenta que en el tercer trimestre la cadena hotelera registró una disminución en sus ventas de casi un 70%, por lo que su campaña de ofertas y descuentos durante el Black Friday ha logrado su objetivo al incrementarlas hasta en un 20%. Junto a Meliá, muchos otros grupos hoteleros apostaron por sumarse a este evento comercial, que cada vez atrae a más clientes, como medida de la caída de los ingresos.

Por otro lado, dada la situación que genera el covid-19, la compañía ha decidido dar un mayor impulso a su programa de hoteles independientes gestionados a través de un modelo de franquicia, por lo que actualmente estos ya representan el 18% del total de sus establecimientos.

Junto al impulso que el grupo hotelero está dando a su modelo de franquicia, también destaca la política de expansión que mantienen pese al impacto de la crisis sanitaria y el colapso de la demanda. Por ello, la compañía prevé varias aperturas de hoteles en los próximos meses. En la recta final de este 2020 las inauguraciones de INNSiDE Amsterdam e INNSiDE New Castle, y en el próximo 2021 la compañía Meliá prevé abrir otros 20 hoteles, entre los que se encuentran: uno en América, nueve en Asia, uno en Cuba, nueve en Europa, Oriente Medio y África.