Leo Messi volvió a tirar del carro. El argentino fue, con diferencia, el mejor de los catalanes este pasado fin de semana. Tras partidos en los que su fútbol se desdibujó, en los que se diluyó hasta desaparecer, el 10 estaba de nuevo 10. Pese al corto resultado ante el Levante, ese 1-0 con el que volvieron a sumar tres puntos tras la pifia del Cádiz, Messi Tuvo innumerables ocasiones de ver puerta y hacer más agradable el marcador a los culés, pero no llegó.

El argentino volvió a ser ese martillo de pilón que no para de intentar, desequilibrar y disparar, crear y generar, pero el marcador fue así de breve y corto 1-0. Messi Logró el mejor récord de un jugador esta temporada en producción ofensiva contra el Granotas. Hasta en 15 ocasiones el argentino generó una ocasión de gol, dividida en 12 tiros y tres pases de gol que sus compañeros no aprovecharon. 15 en total, estableciendo ese récord individual esta temporada.

Messi esta. El argentino cuando su club más lo necesita, está regresando los años de crecimiento con su última cara. No está al nivel de hace años, la edad le pesa a cualquier jugador y no iba a estar menos. Pero todavía le queda bastante para ser decisivo en su equipo, el mejor, la brújula que guía al resto … aunque parezcan perdidos. El argentino está tirando del Barça pero parece que los que se bajan son el resto de la plantilla.

Si no fuera por una gran actuación de Aitor Fernández, que dio un recital de estiramientos y paradas, Messi Podría haber ido con algún gol en su haber en su contra levanté. Está a un gol de igualar la salvaje cifra goleadora de Pele en el mismo club de fútbol, ​​cifra que se le está resistiendo más de lo esperado dado el ritmo que tenía años atrás. El argentino sigue funcionando, sigue mandando pero cada vez menos parecen los que le siguen.

Messi, el único que tira del coche

El partido contra Juventus ya fue un feo golpe a la fe de Messi, el curso deportivo muestra cada vez más las deficiencias del Barça como club, como estructura futbolística. El runrún con el posible adiós prematuro del argentino en enero continúa en el ambiente. El morbo con el PSG ya está servido. Es uno de sus pretendientes, con Neymar como cabecilla de los micrófonos, y que será el rival de los octavos de final del equipo de la Champions League entre febrero y marzo. Quién sabe si para esa fecha ya vio otros colores 10

Ni Griezmann, ni Coutinho, ni De Jong … faltan partes de solvente en los esquemas Ronald Koeman, que sigue tozudo con el 4-2-3-1 que no está dando tan buenos resultados y que la plantilla está algo frustrada. El francés no responde, el brasileño no responde y tampoco los holandeses, jugadores llamados a liderar pero que no se sientan a la mesa o esta versión descafeinada de Messi.