La última encuesta de Hamalgama Métrica para OKDIARIO no se parece en nada a la fabricada por el CIS de Tezanos en la cocina de La Moncloa: el PP y Vox amplían su ventaja cuando la campaña electoral 4M en Madrid entra en la recta final. Isabel Díaz Ayuso crece en porcentaje y refuerza sus 62 diputados, mientras que Rocío Monasterio pasa de 11 a 12 diputados en relación a la encuesta anterior. La suma de ambas formaciones se sitúa en 74 escaños, cinco por encima de la mayoría absoluta. El crecimiento del PP de Ayuso se basa en el voto que recibe de los anteriores votantes de la Cs -casi un tercio del nuevo apoyo que recibirá el presidente madrileño procede de los votantes naranjas- y el 41,5% de los que acudirán de inmediato a las urnas.

La última encuesta de Hamalgama tiene un claro perdedor: Ángel Gabilondo. El candidato socialista pierde punto y medio en la última semana y deja dos diputados, pasando de 37 a 35, dos menos de los que obtuvo en las urnas en 2019. A la izquierda, la que crece es Mónica García, candidata de Más Madrid -un punto y un escaño más-, que obtendría 19 diputados, casi duplicando los 10 en los que Podemos todavía está instalado. Pablo Iglesias es incapaz de revitalizar un partido que actualmente está estancado. De Cs no se puede decir demasiado: que no levanta la cabeza y que se queda por debajo de la barra del 5% de los votos, lo que lo convertiría en una fuerza extraparlamentaria.

En conclusión: Ayuso sigue creciendo entre encuestas, Vox hace lo mismo y todos los intentos de Sánchez, Iglesias y Tezanos por revertir el rumbo de las tendencias chocan contra la realidad. Es cierto que la encuesta de Hamalgama sigue siendo una encuesta. Lo cual no es poca cosa. Los del CIS dejaron de serlo cuando llegó el socialcomunismo a La Moncloa.