Un año después de la Gobierno de Pedro Sánchez declaran estado de alarma por el impacto de la crisis del coronavirus en España ya han cerrado 4.933 lugares de vida nocturna y el sector acumula unas pérdidas de 2.580 millones de euros. Cifras que podrían aumentar en los próximos meses por la falta de ayudas directas del Ejecutivo, ya que el 30% de las empresas quedarán fuera por las duras condiciones -impuestas por el Ministerio de Economía- para acceder a las del medidas extraordinarias para apoyar la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia.

Según ha explicado el presidente de la Asociación Estatal de Vida Nocturna y Entretenimiento Spain Night Life, Tito Pajares, en conversaciones con este diario «la ayuda directa del Gobierno de Pedro Sánchez excluye 9.000 empresas de ocio nocturno de los 30.000 que hay en España ». Una cifra que deja a más del 30% del sector fuera de las medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial ante la pandemia, a pesar de llevar un año con los ciegos en sus negocios bajados ”.

Tras la aprobación en el Consejo de ministros del plan de ayudas directas, el Gobierno de Pedro Sánchez advirtió que para que los autónomos y empresas accedan a las ayudas, se establecen una serie de condiciones que deben cumplirse en el momento de presentarles las solicitudes. Condiciones que Pajares ha calificado de «inviables para gran parte del tejido empresarial español tras el duro golpe que ha supuesto la crisis del coronavirus en la solvencia de las empresas».

“Las empresas receptoras no pueden tener su domicilio en un paraíso fiscal, ni estar en concurso de acreedores ni haber cesado su actividad al momento de la solicitud, deben estar al día con el pago de las obligaciones tributarias y Seguridad Social, no distribuir dividendos ni aumentar los sueldos de su equipo directivo por un período de dos años y mantener su actividad hasta junio de 2022 ”, se lee Real Decreto-ley 5/2021 aprobado el 12 de marzo.

Una serie de condiciones que solo el 70% de discotecas, salones de baile y coctelerías en España, lo que se traduce en más de 20.000 negocios. Sin embargo, el presidente de la Asociación Estatal de Vida Nocturna y Entretenimiento Spain Night Life explica que “en un escenario de inestabilidad por el avance de la crisis del coronavirus hacia una cuarta ola y el posible endurecimiento de las medidas restrictivas por parte de diferentes gobiernos, las empresas no van arriesgarse a solicitar ayudas si, al Gobierno, exigen mantenerse activo hasta junio de 2022 ».

Además, Pajares, ha calificado de «golpe bajo» el hecho de no haber suspendido o aplazado el pago de impuestos y cotizaciones devengadas durante el año 2020 y «ahora exigen a los empresarios que estén al día con sus obligaciones de acceso a las ayudas».

Vida nocturna «al límite»

El sector advierte que su capacidad de resistencia «Está en el límite», con unas pérdidas acumuladas por cada discoteca de más de 300.000 euros, y por cada coctelería o sala de conciertos de más de 150.000 euros, así como una caída de la facturación del 84%. Una situación que puede provocar que si antes del verano no se reabren los locales, o se inyecta un plan de ayudas económicas directas al sector, el 70% de las pymes de ocio nocturno pueda «acabar desapareciendo esta primavera que viene».

Por ello, la organización hace un llamado al Ejecutivo de Pedro Sánchez para reconocer la situación «crítica» del sector mediante el diseño de un plan de rescate para discotecas, coctelerías y salones de baile. Asimismo, consideran necesario suspender la Pago de impuestos y posponer restricciones y embargos que permitan congelar la situación económica del sector y su supervivencia hasta el final de la crisis del coronavirus.