La segunda ola de la crisis del coronavirus ha atrapado Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) por sorpresa, a pesar del caos que ha vivido el organismo estatal desde que la pandemia empezó a dar sus primeros golpes el pasado mes de marzo. Además, de acumular un retraso de hasta más de tres meses en la resolución de los trámites de las prestaciones por la avalancha de solicitudes, el antiguo INEM no responde a citas ya concertadas a través de la página. Web. Una situación que se remonta a los meses de encierro y que el ministro puede, Yolanda diaz, no ha podido resolver.

La SEPE recomienda que se evite la asistencia presencial a las oficinas de empleo e insta a que todos los trámites se realicen por teléfono oa través de la Sede Electrónica.

Así lo han denunciado varios afectados por el colapso de la SEPE en conversaciones con este diario: «He solicitado mi cita a través de la página web de la Ministerio de Trabajo para que los agentes puedan resolver una duda sobre el cobro de la prestación por desempleo y después de casi dos meses de espera no me han llamado ».

En concreto, la SEPE recomienda que se evite la asistencia presencial a las oficinas de empleo e insta a realizar todos los trámites que sean posibles por vía telefónica o mediante el Sede electrónica realizar consultas para evitar aglomeraciones y cumplir con las medidas de seguridad. Sin embargo, el organismo se olvida de llamar a los afectados.

Un escenario que se viene repitiendo desde marzo pasado y que Díaz no ha resuelto tras ocho meses de colapso con miles de beneficios no cobrados.

«Solicité mi cita el 15 de octubre y me citaron mes y medio después para asesorar sobre el cobro de la beneficio. Sin embargo, a pesar de reunirme a las 12:00 del mediodía, no he recibido una llamada de ningún agente y la única respuesta de la SEPE ha sido que esperará más, que solo fue un retraso en el tiempo de la citación ”, explica.

Colapso en el SEPE

Sin embargo, los afectados por el segundo colapso en el cuerpo que lidera la podemita Yolanda Díaz denuncian que la única solución que les ha dado la SEPE es volver a concertar una cita en una oficina de empleo, cuando la asignación de un agente está registrando un retraso de hasta tres meses debido a la avalancha de expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE), que se han multiplicado desde que se implementaron las primeras restricciones para evitar el aumento de casos positivos y la propagación de la pandemia.

Un colapso del que también se han quejado los empleados, que han denunciado la falta de medios para hacer frente a la avalancha de solicitudes de prestaciones por los efectos de la crisis del coronavirus

«Es una barbaridad que tengo que esperar para cobrar mi prestación por desempleo, llevo meses sin ingresos y ahora tengo que seguir esperando que el Trabajo me dé una solución», dicen y se preguntan cuántos meses tendrán que esperar. esta vez. Un escenario que se repite desde marzo pasado y que Yolanda Díaz no ha resuelto tras ocho meses de colapso con miles de beneficios impagos.

Un colapso del que también se han quejado los empleados, que han acusado la falta de medios para hacer frente a la avalancha de reclamos de prestaciones por los efectos de la crisis del coronavirus: «La perturbación en la gestión de las prestaciones por desempleo ha sido gigantesca, a pesar de el hecho de que los trabajadores hayan comunicado desde el pasado mes de marzo el déficit de recursos tanto humanos como tecnológicos, que no han sido subsanados.

Refuerzo de la plantilla

los Independientes y Funcionarios Sindicales Centrales (CSIF) pide al Gobierno de Pedro Sánchez que refuerce la plantilla para afrontar un incremento de la carga de trabajo de hasta un 500% con la incorporación de 3.200 nuevos trabajadores para evitar un nuevo colapso por los efectos de la segunda ola de la crisis del coronavirus.

“Las administraciones públicas deben ser uno de los pilares de la reconstrucción, también a través de la creación de empleo de calidad y el fortalecimiento de los servicios que reciben los ciudadanos en un contexto de crisis económica derivada de los efectos del coronavirus”, explica la sección sindical en un comunicado. .