No son tiempos fáciles para Paz Padilla. El popular presentador y comediante está pasando por una de las etapas más tristesdespués de perder al amor de su vida hace unas semanas. Antonio Juan Vidal murió a la edad de 53 años, víctima de un tumor cerebral. Desde entonces, Paz no ha dejado de dar una gran lección de fuerza, de coraje y de cómo afrontar una situación tan dura, de manera ejemplar.

La presentadora ha definido este momento como «el desierto más duro de su vida», sin embargo, no está sola. Su hija Anna Ferrer se ha convertido en su mayor apoyo. Ambos son de carne y hueso, y la influencia de la joven le da a su madre el impulso diario de energía necesario para mantenerla en marcha.

Tanto Paz como Anna han compartido varias publicaciones sobre Instagram, mostrando que están más cerca que nunca. Juntos capearán esta tormentaA pesar de lo difícil que ha sido despedirse de una de las personas más importantes de su vida.

Sin embargo, en medio de tanto dolor también hay algo que los llena de esperanza. Su pequeño negocio, la tienda «No ni ná» que tienen en Zahara de los Atunes, «pequeño paraíso» como lo llaman, está creciendo más y más, logrando grandes cosas en muy poco tiempo.

Paz Padilla y Anna Ferrer tienen grandes proyectos en común, uno de ellos y el que más les entusiasma es ‘No ni ná’, su tienda de ropa. «No Ni Ná» es una tienda de moda y decoración situada en Zahara de los Atunes, Cádiz. Zahara es nuestro pequeño paraíso, y nada nos gusta más en el mundo que, después de un largo día de playa, pasear por sus calles y entrar en las tiendas. Esa era la sensación que queríamos transmitir con nuestra tienda. Moda para todas las edades, y no sólo para la playa», dice la descripción de la tienda.

Un proyecto con el que acaban de conseguir que Instagram verifique la cuenta. Este es un logro muy importante para una empresa, ya que les ayudará a seguir creciendo de forma comercial.