La revolución para el mundo de las redes sociales ha llegado de la mano de Clubhouse. Esta aplicación, de la que hemos hablado mucho, es un foro de intercambio de ideas que tiene una particularidad: no escribes ni envías fotografías, solo hablas. Probablemente aún no se haya animado a participar activamente en Clubhouse. Te contamos cómo hacerlo y te animamos a que intervengas, para que seas un miembro mucho más activo.

Cómo participar en el Clubhouse

Debes tener en cuenta que Clubhouse solo está habilitado por el momento solo para iOS. Se espera que este año la aplicación también esté disponible en Android. Para participar en la Casa Club debes acceder mediante una invitación, aquí puedes averiguar cómo conseguir la tuya.

Lo habitual cuando ya eres socio de pleno derecho es ir a buscar habitaciones de tu interés. Hay cientos de ellos para elegir y están agrupados por tema. La aplicación también recomienda que sigas al menos 25 personas diferentes. Es muy sencillo, ya que es la propia aplicación la que se encarga de avisarte que tus amigos están dentro del Clubhouse.

Una vez que controlas la dinámica del Clubhouse, es normal acceder a las habitaciones para escuchar lo que se está diciendo. Por ejemplo, si te has registrado en una sala que habla de marketing, verás eventos programados y otros que ya están en marcha sobre ese tema. Puedes acceder a cualquiera de ellos si se ha unido anteriormente.

Para poder hablar en una habitación, todo lo que tiene que hacer es presionar el ícono de la mano levantada, que encontrará en la parte inferior derecha. De esta forma, la persona o personas que están modelando la habitación ellos te tomarán en cuenta y te subirán a la categoría de oradores.

Cuando sea tu turno de hablar, puede que haya alguien que quiera hablar antes que tú, el moderador te cederá el paso y tú tendrás tu turno. Mi experiencia es que siempre tener algo interesante preparado para hablar, y no divague ni se involucre demasiado. Piensa en Clubhouse como un audio de WhatsApp, tiene que ser bastante conciso, claro y sobre todo, procura no aburrir y además aportar valor.

Participar en la casa club Es bastante simple, también es una experiencia muy enriquecedora porque puedes aprender mucho sobre los temas que te interesan.