Siguen rodando cabezas en TVE. El último fue el del periodista Enric Hernandez, quien fue nombrado director de Información y Noticias hace apenas dos años. El motivo de este despido radica en la supresión del departamento de noticias, cuyas funciones “son asumidas directamente por el director de Contenidos Informativos de RTVE, Esteve Crespo», Según TVE. Rizado Fue nombrado para su cargo el 28 de junio tras los acuerdos entre PP y PSOE para renovar el Consejo de Administración de la corporación RTVE. Pero las razones van mucho más allá de un cambio de organigrama.

El nuevo presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, Hernández, fichado en septiembre de 2019, como responsable de Servicios de Noticias e Información de la cadena pública ya había cesado. A partir de entonces, sus horas estaban contadas.

Hernández, relacionado con el PSC, había sido un fichaje elegido de Moncloa con la intención de establecer una línea directa entre los informativos de TVE y el entonces todopoderoso Iván Redondo. En ese punto, Rosa María Mateo Ya no pinté nada.

La corporación ha comunicado a Hernández «la necesidad de amortizar el cargo que viene ocupando, que se vuelve innecesario desde el punto de vista organizativo y funcional». Hernández ha sido la pieza de Gobierno de la cadena, como han denunciado los trabajadores en numerosas ocasiones. Durante su tiempo, los informativos de la cadena han seguido cayendo en audiencia y ya se encuentran en el tercer lugar, tras Telecinco y Antena 3, y en muchas ocasiones incluso han caído por debajo de La Sexta.

La firma de Hernandez fue la solución que encontraron en Moncloa para deshacerse del ‘clan Fortes’ después de haberse desmoronado en las audiencias. No era de extrañar que Redondo hubiera salido a pescar en las aguas del grupo Zeta, una cantera de periodistas afines al sanchismo.

El periodista tenía órdenes de ser la correa de transmisión entre Moncloa y Torrespaña, y su perfil de ‘asesino’ con sangre fría suficiente para realizar una cirugía mayor parecía el más adecuado. Como editor de El Periódico de Catalunya, sus portadas incendiarias contra la derecha – ‘Alerta ultra’ que tituló cuando VOX llenó Vistalegre – había sido muy aplaudida en el PSOE.

En la redacción de El Periódico de Catalunya, su fama de «asesino» le valió el cariñoso apodo de «Lucifer». Dejó Zeta con un seguro de vida en TVE. Por ejemplo, rompiste las reglas de la casa para poner un calzador en la parrilla. Jesús Cintora, otro caído de la gracia. Pero su obsesión por convertir a TVE en un NO-DO soviético en honor a Pedro sanchez El encadenamiento de manipulaciones y noticias ‘falsas’ terminó con su despido. La destitución del periodista catalán consiguió lo que parecía imposible: llevar el PP y Podemos a un acuerdo, que por diferentes motivos, había exigido su destitución.