El encarcelamiento del criminal Pablo Hasél sigue provocando disturbios en ciudades de Cataluña. Este viernes por la noche ha sido en Tarrasa (Barcelona), donde se han producido altercados protagonizados por los violentos.

Como resultado, siete personas, una de ellas menor de edad, han sido detenidos durante una protesta en Tarrasa llamada «contra la brutalidad policial » y luego del encarcelamiento del criminal Pablo Hasél, condenado por exaltar el terrorismo.

Fuentes de los Mossos d’Esquadra consultadas por Europa Press han asegurado que algunos manifestantes han contenedores quemados Y han arrojado objetos a la línea policial.

Los agentes han actuado para intentar dispersar la manifestación, encabezada por una pancarta con el mensaje «La lluita del jovent, el futur del nostre poble» («La lucha de la juventud, el futuro de nuestro pueblo»).

La manifestación fue convocada «contra la brutalidad policial», por la disolución de la Brigada Móvil (Brimo) y por la libertad de expresión, luego de varios días de protestas en varias ciudades tras el encarcelamiento de Hasél.

Los Mossos d’Esquadra han denunciado en varias notas en Twitter que «un grupo de personas violentas ha arrojado objetos contra la línea policial», y ha pedido a los concentrados que dejen su actitud.

Según la Policía, los «alborotadores» han quemado contenedores por la calle Portal Nou y también en la Rambla de Terrassa, donde han asegurado que se han levantado barricadas.