Las imágenes que han llegado de Bolivia esta noche tras el trágico hecho ocurrido en una universidad son muy duras. Al menos siete estudiantes han muerto y tres más han resultado heridos tras caer desde un cuarto piso al romperse una barandilla en un motín durante una asamblea de la Facultad de Economía de la Universidad Pública de El Alto (UPEA).

Las edades de los fallecidos y heridos oscilan entre los 20 y los 24 años. Hubo empujones cuando la barandilla metálica cedió bajo el peso de los estudiantes.

La caída se produjo luego de una discusión entre los estudiantes, desencadenando los enfrentamientos y empujones que terminaron haciendo ceder la barandilla, que el comandante de la Policía Nacional, Jhonny Aguilera, ha adelantado, fue reparada con masilla y mala soldadura.

“Las barreras se fijaron al piso simplemente con masilla y una ligera soldadura lo que hace que cedan provocando la caída de once personas, de estas once personas han fallecido seis, tres en la Universidad y tres en centros médicos”, ha detallado Aguilera. según el canal de televisión Unitel.

La UPEA ha informado que correrá con los gastos del funeral y se pondrá a disposición de los familiares de los alumnos lesionados.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Luis Arce, ha enviado sus condolencias a los familiares de las víctimas a través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter. «Lamentamos la tragedia ocurrida en la Universidad Pública de El Alto, donde hubo varios muertos y heridos. Nuestro más sentido pésame al pueblo de El Alto ya las familias que sufren. Esperamos el pronto esclarecimiento de los hechos ”, escribió.