Sostenibilidad para Cosentino es parte de tu ADN. La multinacional sigue apostando por la innovación y el desarrollo de tecnologías pioneras, como Silestone® HybriQ, que dejen una huella positiva tanto en el planeta como en la sociedad.

Apostar por la sostenibilidad es sinónimo de ganar eficiencia, rentabilidad y competitividad. Esta realidad, aunque no es nueva, se ha vuelto aún más relevante en el contexto actual marcado por la pandemia. En esta línea Cosentino se ha consolidado en los últimos años como una de las empresas españolas líderes por su compromiso real y concreto con la gestión sostenible y Economía circular, dos áreas donde su compromiso y esfuerzo inversor es más que evidente.

En este sentido, el grupo reinvierte un porcentaje significativo de sus ingresos anuales en la aplicación de soluciones medioambientales pioneras. Solo en 2019, por ejemplo, continuó con sus inversiones en el Polígono Industrial que posee en la localidad de Cantoria (Almería) destino 11 millones de euros a la puesta en marcha de activos relacionados con la gestión ambiental y 8,4 millones de euros a los gastos ambientales.

Vista del Polígono Industrial Cosentino en Almería

Silestone® y Dekton®, referentes en sostenibilidad

Pero, más allá de las cifras y las grandes inversiones industriales, Cosentino ha reforzado este año su objeto social de inspirar a las personas a través de espacios innovadores y sostenibles. Y lo hace, además, a través de superficies de alto valor añadido que no paran de evolucionar para dar respuesta a las demandas de un profesional y usuario final cada vez más exigente. Para la firma almeriense, el desafío para el futuroEn términos de producto, se trata de combinar los beneficios y características que ya se asocian con materiales punteros como Silestone® o Dekton®, con un componente real de sostenibilidad, circularidad y seguridad.

Bajo esta filosofía, Cosentino ha lanzado de la mano de la Serie loft, una de sus últimas grandes innovaciones: HybriQ. Se trata de una tecnología exclusiva y pionera que implica tanto un nuevo proceso productivo en la fabricación de Silestone®, como una nueva composición híbrida del producto donde se integran nuevas formulaciones minerales, materias primas recicladas, y en las que la presencia de sílice se reduce al menos en un 50%. Con ello, la firma renueva por completo su marca, y apuesta por una nueva generación de Silestone® mucho más sostenible, seguro y respetuoso con el medio ambiente.

Sostenibilidad, la apuesta rentable de Cosentino
Silestone® Corktown de la serie Loft con tecnología HybriQ.

Neutralidad de carbono y reducción de emisiones

Por su parte, la otra gran marca de referencia de Cosentino, Dekton®, logró recientemente la calificación como producto carbono neutral de forma integral durante todo su ciclo de vida, abarcando la Alcance 1, 2 y 3, desde la extracción de la materia prima, hasta el uso del producto y su fin de vida. Este reconocimiento, respaldado por proyectos de reducción de emisiones y por las buenas prácticas de Cosentino en gestión ambiental, confirma el desempeño de la multinacional en la lucha contra el cambio climático.

Compromiso que también ha sido valorado esta semana por la Comunidad #Por el clima, entidad patrocinada por el Ministerio de Transición Ecológica, la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, la Fundación Biodiversidad o el Club de Excelencia en Sostenibilidad, entre otras instituciones. Cosentino ha sido elegido como uno de los «101 Ejemplos Empresariales de Acciones #PorElClima 2020», precisamente por su apuesta por la descarbonización y por el conjunto de iniciativas de reducción y compensación llevadas a cabo en los últimos años.

Y es que, además de las medidas implementadas por Cosentino para conseguir una mayor eficiencia tanto en energía como en el consumo de recursos, el uso de electricidad renovable, o las políticas de movilidad sostenible, el objetivo de la neutralidad de carbono para toda la organización es otro de los retos prioritarios de la compañía. Ya inmerso en un proceso de cálculo de la huella de carbono, Cosentino ha puesto en marcha un ambicioso plan de reducción de emisiones, acompañado de la implementación en sus instalaciones de las mejores técnicas disponibles y la optimización de procesos.

Sostenibilidad, la apuesta rentable de Cosentino
Interior de la fábrica de Dekton® en Cantoria (Almería)

El objetivo final no es otro que apuntalar el futuro del grupo en las tres dimensiones de la sostenibilidad: económico, ambiental y social. Porque como parece ya comúnmente aceptado, ser sostenible puede ser lo intangible que marque la diferencia en el futuro. Y Cosentino está liderando este proceso gestionando adecuadamente sus recursos y su huella en el medio ambiente, midiendo su impacto en las personas con las que interactúa y siendo económicamente rentable. Porque una empresa no rentable no es sostenible, y lo sostenible, sin duda, es rentable.