Cada día que pasa es un día menos para que empiece la próxima temporada a pesar de que la segunda división sigue en el aire y viviendo una telenovela que ni siquiera los mejores escritores de Hollywood habrían pensado. Y frente a esta situación…Hay muchas dudas sobre cómo será el campo 20-21 en la Liga.

En las últimas semanas hemos sido testigos del desastre que ha causado un brote en un equipo de nuestra Liga. Esto ha causado eso, sin un protocolo de acción, se forma un lío que incluso los equipos que no están involucrados están lanzando la lotería en forma de declaraciones y afirmaciones para ver si la flauta suena, como es, por ejemplo, el caso del Espanyol.

La Liga ha demostrado tener un protocolo para evitar el contagio, que tampoco ha funcionado al 100%, pero también ha dejado claro que no maneja de manera justa los problemas y que no hay equipos afectados por estas resoluciones que hacen. En este caso, la principal pregunta que todos nos hacemos es cómo calcular la¿Cómo actuará el cuerpo si algo similar sucede en la próxima temporada?

No hay que olvidar que el curso 20-21 comenzará más tardeen septiembre, así que el calendario será más apretado con la Liga, los Campeones y la CopaAdemás, se espera que la Eurocopa y los Juegos Olímpicos se jueguen en verano. ¿Qué pasa si un club tiene un brote? Lógicamente, su partido se aplazaría, pero si, semanas o meses después, tiene que enfrentarse a un oponente en el que también hay algunos positivos… Habrá que volver a programar varios partidos donde, como dijimos, será muy apretado.

Una pretemporada insuficiente

Tras el inicio de la liga, los equipos que juegan la final del playoff de promoción o si algún equipo español llega a la final de la Champions o de la Europa League comenzarían más tarde el campeonato nacional. Tendrán descanso, pero no podrá realizar una pretemporada en igualdad de condiciones que el resto del equipo. El equipo que sea promovido no sabrá hasta el 23 de agosto si forma un primer o segundo equipo. Así que la pretemporada para que los nuevos jugadores se instalen entre ellos o un entrenador recién contratado para enseñar su filosofía podría no ser suficiente.

Otra gran pregunta será el público en las gradas. Es virtualmente imposible que los aficionados regresen a los estadios en 2020 y aún no se sabe cuándo y bajo qué condiciones podrán hacerlo, si se les permite, en 2021.

Se espera que se sigan los protocolos establecidos por la Liga, de prueba continua de PCR y pidiendo responsabilidad a los futbolistas. Los jugadores también jugarán un papel clave en esta situaciónTampoco quieren que se les prohíba hacer actividades de ocio que el resto de la sociedad puede hacer. Además de los salarios, que muchos ya no aceptarán más reducciones después de hacerlo en los meses de encierro.