La partido Socialista quiere promover el reconocimiento de «Estudios feministas y de género» en universidades. El entrenamiento dirigido por Pedro Sánchez tomar la iniciativa ante el Ministerio de Igualdad de Irene Montero para registrar un Proposición No de Ley en el Congreso de los Diputados en el que insta a promover la oficialidad de la «feminismo» en estudios universitarios.

En el texto, al que ha tenido acceso OKDIARIO, el PSOE afirma que “las administraciones públicas deben impulsar la docencia y la investigación en Igualdad, la creación de posgrados específicos y estudios e investigaciones especializados en género”.

“Si bien es cierto que las políticas de igualdad están comenzando a dar frutos”, continúan los socialistas, “no podemos olvidar que aún existen sesgos de género en diversos ámbitos, lo que hace que, por ejemplo, existan claras diferencias en el acceso a los diferentes titulaciones de los estudiantes ».

Así, el PSOE insta al Gobierno a trasladar al Ministerio de Universidades la propuesta «de impulsar el reconocimiento de los Estudios Feministas y de Género como campo de conocimiento». Estos estudios, añaden, deben incluirse «de forma transversal en los diferentes campos de conocimiento en los procesos de evaluación».

El Partido Socialista asume así directamente un tema bastante propio del departamento que dirige Irene Montero.

De hecho, la ministra de Podemos ya anunció el año pasado que se promovería la «especificidad» de los estudios feministas y de género para profesores universitarios e investigadores.

“Anuncio que este Ministerio promoverá, en alianza con las Universidades y desde la Mesa de Género y Universidades, que estos estudios feministas y de género sean plenamente reconocidos como un área de conocimiento”, dijo en una comparecencia en el Congreso.

Según Montero, se trata de «un reclamo histórico de los profesores e investigadores» que, «contra viento y marea y muchas veces con el rechazo de la institución académica» han luchado por extender la mirada feminista a la alta cultura y al saber en España.

Cátedra feminista

Según ha revelado OKDIARIO, Irene Montero también ha impulsado la creación de una Cátedra Extraordinaria en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) sobre «valores democráticos y género». La iniciativa, como estaba previsto, comenzará este verano.

La Cátedra Extraordinaria se suma a la lista en la que ya figura, por ejemplo, la que dirige Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno, y que trata de la Agenda 2030.

Igualdad llevará así su controvertido mensaje feminista a la Universidad de Madrid.

En otra iniciativa reciente en el Congreso de los Diputados, Podemos presionó al PSOE con una educación sexual obligatoria y a medida para adoctrinar en su ideología ‘trans’.

La propuesta critica el modelo «Biólogo» imperante en las escuelas, una corriente basada en la concepción del sexo biológico masculino-femenino.

«En España ha existido una carencia histórica de contenidos curriculares sobre educación sexual más allá de lo estrictamente biológico y fundamentalmente con un enfoque preventivo», Destaca Podemos en el texto.

El partido denuncia que “este déficit estructural del sistema educativo ha sido, en algunas ocasiones, subsanado por talleres informales de educación sexual, sin continuidad y sin evaluación pedagógica o epistémica que no tenían una regulación específica en el sistema y muchas veces quedaban a merced de la autonomía de los propios centros educativos, impidiendo así la extensión de un derecho fundamental como la educación sexual ».

Asimismo, considera que la inclusión de la educación afectivo-sexual debe tener como objetivo “capacitar a las personas para que obtengan la información, herramientas, sentido crítico y motivación necesarios para tomar decisiones saludables, autónomas y responsables sobre sexo y sexualidad; además de incorporar elementos de respeto a la diversidad sexual en una sociedad democrática como España ”.

Cabe recordar que la Ley Trans de Irene Montero es motivo de los desacuerdos entre los socios gubernamentales.

Esta semana, la abstención del PSOE fue decisiva para bloquear la tramitación parlamentaria de la Propuesta de Ley promovida por ERC, JxCat, Más País, Compromís, Nueva Canarias y la CUP basada en el proyecto de Irene Montero.

Tras la intervención de los representantes de los colectivos, la ministra de Igualdad pidió intervenir y no dudó en utilizar la plataforma para atacar a sus socios por impedir que uno de sus proyectos estrella saliera adelante.