Defensores de Cruceros españoles como símbolos cristianos obtienen una victoria, a pesar del hecho de que muchos memorialistas piden su demolición porque los consideran Vestigios franquistas. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo No 1 de Albacete, ha acordado con la Asociación Española de Abogados Cristianos y para Ayuntamiento de Villarrobledo, lo que permite que, finalmente, la cruz siga brillando en dicho municipio.

La asociación memorialista Ranz Orosas Había demandado al consistorio y había pedido la elaboración de un catálogo de vestigios franquistas y su eliminación. Entre ellos, solicitó el derribo de la cruz ubicada en el parque Joaquín Acacio. El Ayuntamiento aseguró que no pudo elaborar el catálogo, ya que no había rastros franquistas en el municipio.

Abogados Cristianos defendió que la cruz, que contiene la inscripción «Villarrobledo a sus mártires» «no es un vestigio franquista», sino «un símbolo cristiano que carece de ideología política y por tanto no es contrario a ninguna ley».

El juez señala que «no existe en este caso incumplimiento por parte del Ayuntamiento de Villarrobledo que obligue a realizar el catálogo», añadiendo que considera la actividad administrativa impugnada «de acuerdo con la ley».

Christian Lawyers destaca que «esta sentencia demuestra que no es necesario derribar cruces para cumplir con la ley» e invita a «cualquier ayuntamiento que sea presionado por una organización de este tipo a derribar una cruz» a que contacte con su asociación.

«Es importante que los alcaldes sepan que los acompañaremos en el caso y que estos derribos se pueden evitar, que no son más que abusos injustificados», subrayó el presidente de Christian Lawyers, de Polonia Castellanos.