Una pareja ocupó la casa de una mujer que vivió en la casa por temporadas. Luego de la aparición de la Policía Nacional, tardó nueve días en desalojar a los delincuentes, quienes irán a juicio el 20 de abril, a pesar de que el crimen se cometió hace cuatro años.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial tiene previsto celebrar el 20 de abril un juicio con jurado de un hombre y una mujer acusados ​​de un delito de allanamiento de morada a una vivienda en Córdoba a la que asiste estacionalmente el propietario. El fiscal pide para cada uno de ellos un año y tres meses de cárcel.

Según la calificación del Ministerio Público, los hechos ocurrieron días antes del 27 de septiembre de 2017, cuando los imputados ingresaron a la casa «sin el conocimiento ni consentimiento de su dueño», que la ocupaba estacionalmente y estaba perfectamente amoblada.

Así, a las 11:50 p.m. el 27 de septiembre, personal de la Policía Nacional se presentó en el domicilio para identificar a los imputados que se encontraban Fueron desalojados a la 1:00 p.m. el 6 de octubre por policías.

Durante el tiempo que ocuparon la casa utilizó la energía eléctrica del mismo, con un consumo estimado de nueve días que asciende a unos 63,97 euros, mientras que el uso de la vivienda durante ese periodo se ha valorado en unos 140 euros.